Quantcast
2:01 a.m., 4/23/2014 | 70°

El carnaval de Río va más allá del samba

JULIANA BARBASSA/AP | 2/11/2013, 2:29 p.m.
El carnaval de Río va más allá del samba
Una bailarina durante el carnaval en Sao Paulo, el sábado 9 de febrero de 2013. | ANTONIO SCORZA/Getty Images

RÍO DE JANEIRO — La multitud reunida el sábado era una mezcla típica del carnaval de Río: una cuota de superhéroes, chicas en atuendo de conejitas, zombies y princesas, un grupo de bailarines de hula con el pecho descubierto.

Pero la música no era el tradicional samba. La fiesta callejera temática 'Thriller Electrico', con reminiscencias de Michael Jackson, era una de varias que agregaban ritmos de rock, Motown, latinos y otros a los del samba asociados con las frenéticas tradiciones carnavalescas brasileñas.

Los que se presentaron para el 'bloco' de Jackson, como se conocen a las bandas callejeras y sus seguidores, llegaron preparados para celebrar a su icono: guantes blancos, pelucas y atuendos que representaban al popular artista en varias fases de su carrera.

“Soy un gran fanático de MJ”, afirmó Marjorie Lopes, que bailaba cerca del escenario mientras la banda entonaba “Don’t Stop Till You Get Enough”. “Y si lo mezcamos con samba, ¡no podemos pedir más!”

Tony Swaine, un visitante irlandés con un disfraz arrugado de Bumble Bee, estaba contento de poder cantar junto con la banda.

El día anterior había visitado cuatro blocos en los cuales, según es tradicional, los brasileños bailaban al son de tonadas en portugués que sabían de toda la vida, mientras los extranjeros se limitaban a escuchar. “Era divertido de todos modos”, comentó. “Pero aquí al menos yo también puedo cantar”.

Otro grupo de rock, “Sargento Pimenta”, atrajo a 60.000 personas a un parque junto al mar el año pasado para un homenaje a los Beatles. Pero una de las bandas tradicionales más respetadas, 'Cordao do Bola Preta', congregó a unos 2,4 millones de fiesteros al centro de la ciudad el sábado por la mañana.

En otra plaza de la ciudad esta semana, otros extranjeros —los uruguayos Maximiliano Duarte, que vive en Río, y Luciana Vaccotti, que visita regularmente Brasil— observaron cuando un nuevo grupo de bloco con el nombre del clásico mexicano 'Bésame mucho' concluyó su sesión con una versión rítmica del 'Guantanamera' cubano.

Jugar con la tradición es parte del espíritu del carnaval, afirmó Vaccotti. “Es una reapropiación del carnaval por parte de la gente que viene de otros sitios y que quiere participar a su modo”.

El mexicano Osvaldo Jiménez Farías, que está completando su doctorado en física en Río, asintió. Fue uno de los fundadores de 'Bésame mucho', que también incluye miembros de Argentina, Uruguay, Colombia, Puerto Rico y Estados Unidos.

Su repertorio es tan diverso como su elenco, con clásicos familiares para todos los latinoamericanos como los mexicanos 'Cielito lindo' y 'La bamba', y el éxito argentino 'Matador', de los Fabulosos Cadillacs, entre otros.

“Somos extranjeros pero formamos parte de esta ciudad”, explicó. “La idea es participar en esta fiesta muy brasileña, reconociendo a la vez que también tenemos algo para contribuir”.

La banda 'carna-rock' Blocco Cru también aporta lo suyo. La cantante principal Lu Baratz se crió en Río pero siempre fue aficionada al rock. Escuchaba a The Clash, Iron Maiden, Metallica, pero con 'oído brasileño', afirmó.

Debutó en las calles de Río hace cinco años y halló su público entre las hordas de locales hambrientos de algo menos tradicional. “Atrae a toda clase de tribus”, afirmó. “De eso se trata el carnaval, ¿no es así?”