Quantcast
9:04 a.m., 8/21/2014 | 81°

Reforma: a quién beneficiaría


Varios inmigrantes hablan de sus distintas situaciones ante la potencial reforma

Álvaro Ortiz | 2/10/2013, 6 a.m.
Reforma: a quién beneficiaría
De izq. a der.: Silverio Pérez Ortiz, que tiene un TPS, Guillermo Martínez, que ha solicitado Acción Diferida, y Josefina Chávez, que intenta regularizar su situación como indocumentada, hablan de cómo se beneficiarían si el Congreso aprobara una reforma. | Nick de la Torre

HOUSTON - Las dos propuestas de posible reforma inmigratoria anunciadas hasta ahora, la del presidente Barack Obama y la del grupo bipartidista de ocho senadores, incluyen una legalización de los alrededor de 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.

Pero no todos los indocumentados se encuentran en la misma situación ni, por tanto, tendrían que recorrer exactamente el mismo camino para llegar a la regularización.

Algunos de ellos llevan años viviendo en las sombras y no hablan inglés. Otros, como los dreamers, o jóvenes que llegaron de niños, se criaron en este país y suelen dominar ambos idiomas. Otros tienen un estatus temporal.

Silverio Pérez, Josefina Chávez, Celene Peña y Guillermo Martínez son un ejemplo de esta diversidad.

Todos viven en Houston pero sus historias de vida son muy diferentes y sus situaciones inmigratorias también.

Según la situación de cada uno, el cambio de estatus con una reforma tendría lugar en diferentes tiempos y pasaría por diferentes procesos.

Los cuatro coinciden en que un consenso entre demócratas, republicanos y la Casa Blanca es la clave para sacar adelante un proyecto político muy complicado.

También entienden que una de las condiciones para la legalización sea aprender inglés pero confían en que el trámite no suponga un costo imposible de afrontar para los inmigrantes de bajos ingresos.

Son conscientes de que en el proyecto de reforma los que sean indocumentados tendrían que ponerse al final de la fila para obtener sus papeles pero los que lo son ya sueñan con lo que harían cuando consigan su legalización.

Celene Peña


Mexicana, de 49 años, llegó a Estados Unidos en 1989 con un visado de turista y se quedó. Está casada y tiene tres hijos, dos de ellos nacidos en EE.UU.

Pregunta: ¿Cómo te beneficiarías de la 
reforma?

“Porque pues ¿cuánta gente estamos por muchos años aquí en el país pagando impuestos y seguimos siendo considerados indocumentados? Podemos ser expulsados en cualquier momento”.

¿Qué crees que hará falta para conseguirla?


“Que los que estamos en ese estatus (de indocumentados) hagamos ver nuestras inquietudes a las personas que apoyan la reforma”.

¿En tu opinión, debería ser una reforma amplia o por grupos?

“Una reforma global. Las tarifas que sean también accesibles porque pues puede estar la reforma y 
si no se cuenta con los 
ingresos… Que nos den una idea de cuánto sería 
el costo del trámite”.

¿Qué te parece que haya que pagar multas, impuestos atrasados 
y ponerse al final de 
la fila?


“Tiene que ser algo razonable. Hay gente (indocumentada) de todos los niveles (económicos) y pienso que debería 
ser una cuota fija para todos”.

¿Y qué opinas de tener que aprender inglés?


“Es un esfuerzo que tenemos que hacer todos los que estamos en este país”.

¿Tienes suficiente dinero para pagar tu legalización y la de tus familiares?


“Lo ideal es arreglar todos juntos pero si financieramente no se puede, tendría que ser uno a uno”.

¿Qué sería lo 
primero que harías 
inmediatamente después de que el Congreso aprobara la reforma?