Quantcast
6:29 p.m., 10/25/2014 | 80°

Graduados universitarios viven divertidos entre hot dogs


RENEE C. LEE | 2/8/2013, 3:48 p.m.
Graduados universitarios viven divertidos entre hot dogs
Abraham Luna y Emma Cuéllar se graduaron en la primavera de universidades texanas, pero pospusieron el inicio de sus carreras para viajar por todo el país en el Oscar Mayer Wienermobile, como parte de un programa de promoción de la compañía. | Thomas B. Shea

HOUSTON - La mayoría de los graduados universitarios tienen metas elevadas y Emma Cuellar y Abraham Luna no son la excepción.

Cuellar quería ser maestro en vecindarios pobres después de graduarse en la pasada primavera de la Universidad de Texas.

Luna, de la reserva de la Marina de Guerra que se graduó también en la primavera de la Universidad de Texas Pan American, tenía planes de unirse al Cuerpo de Infantes de Marina.

Sin embargo, pospusieron todos esos planes por lo que ellos describen como una oportunidad que sólo se da una vez en la vida: ser hotdoggers.

Así es, hotdoggers, que son vendedores que manejan por el país vehículos de 27 pies de largo de color rojo, naranja y amarillo con forma de hot dog y que hace sonreír a la gente. Es un empleo inusual, pero alguien tiene que hacerlo.

Sal Emy y Abe the Ham, como se les conoce en carretera, llegaron la semana pasada a Houston en su vehículo Wienermobile y se presentaron en la Fundación Make-A-Wish, donde divirtieron a muchas personas.

Conductores estacionaron sus autos a un costado de la vía para tomar fotos del vehículo con aspecto de nave espacial. Otros hacían sonar sus bocinas en señal de aprobación, mientras que curiosos se detenían para verlo de cerca. Todos sonreían.

Cuellar y Luna dijeron que esa era la mejor parte de su trabajo.

“Con toda la gente que conocemos en el país, cada día es diferente”, dijo Cuellar. “Siempre te diviertes en el Wienermobile”.

Grupo selecto

Esta pareja se encuentra entre un pequeño grupo de graduados universitarios que fueron seleccionados el año pasado entre 1,200 solicitantes para ser embajadores de la marca Oscar Mayer en los vehículos Wienermobile o hotdoggers.

Cada año, la empresa Oscar Mayer contrata a 12 estudiantes a punto de graduarse de la universidad en todo el país. Se trata de un compromiso de un año que conlleva 14 días de entrenamiento, muchos viajes y un salario mejor que lo que ganan muchos recién graduados en su primer empleo.

Los hotdoggers no pueden revelar su salario, pero un portavoz de la empresa confirmó que ganan un poco más del salario promedio para graduados universitarios en 2012. De acuerdo con la Asociación Nacional de Universidades y Empresarios, dicho salario promedio fue de alrededor de 44,000 dólares anuales.

“Es un salario muy competitivo con todos los beneficios, gastos y estipendios que les permiten comprar sus comidas y usar el transporte público en sus días libres”, dijo Ed Roland, gerente de publicidad de la empresa.

Miles de solicitudes

Los hotdoggers viajan en parejas. Cada par trabaja una zona diferente del país y suelen aparecer en mercados, organizaciones sin fines de lucro y ferias de alimentos. La empresa recibe alrededor de 10,000 solicitudes cada año para manejar Wienermobiles, según Roland.

Este empleo podría parecer un juego más que un trabajo, pero los hotdogger afirman que aprenden muchas habilidades que luego podrán usar en otros centros laborales.

La empresa programa las apariciones de sus Wienermobiles, pero los hotdoggers tienen la responsabilidad de ejecutar los eventos, reservar en hoteles, ponerse en contacto con los medios, escribir informes y conectarse con la gente.