Quantcast
11:13 a.m., 9/22/2014 | 85°

EE.UU.: republicanos se moderan sobre inmigración


NICHOLAS RICCARDI /AP | 2/8/2013, 5:02 p.m.
EE.UU.: republicanos se moderan sobre inmigración
El líder de la mayoría en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Eric Cantor, es uno de los legisladores republicanos que han cambiado su actitud intransigente hacia la inmigración ilegal. En la imagen, Cantor pronuncia un discurso ante empresarios el martes 5 de febrero de 2013 en Washington. (Foto AP/Manuel Balce Ceneta) |

LITTLETON, COLORADO - Desde las elecciones generales de noviembre en Estados Unidos, numerosos republicanos han atenuado, si no cambiado totalmente, su actitud sobre la inmigración después de varios años de asumir una posición radical de derecha con la que se granjeaban a los activistas que dominan en las primarias del Partido Republicano.

En 2010, causó poca sorpresa que el republicano Mike Coffman votara -en su primer mandato en la Cámara de Representantes federal- contra un proyecto de ley que concedía la ciudadanía a algunos jóvenes inmigrantes sin autorización de residencia en Estados Unidos. Después de todo, el también veterano de la Infantería de Marina ganó el escaño del Congreso que tuvo el radical Tom Tancredo, quien incitó al Partido Republicano para que adoptara una posición más dura contra la inmigración ilegal.

El proyecto de ley, conocido como DREAM, fracasó en el Senado.

Ahora Coffman ha cambiado de orientación. Presentó una iniciativa de ley que permitiría a los inmigrantes irregulares que fueron llevados cuando niños a Estados Unidos la consecución de la ciudadanía si ingresan a las fuerzas armadas. Y se pronunció favorablemente sobre la reforma de inmigración que la semana pasada delineó un grupo bipartidista de senadores.

El martes, el líder de la mayoría en la Cámara de Representantes, Eric Cantor, se transformó en el republicano de mayor rango que cambia de parecer. También líder de un grupo de legisladores conservadores y otrora detractor de la ley DREAM, Cantor planteó que los inmigrantes traídos cuando niños a Estados Unidos sin permiso tengan la oportunidad de conseguir la ciudadanía.

Coffman ganó la reelección por solamente dos puntos y es uno de los principales objetivos de los demócratas para el año próximo. Pero dice que su cambio de parecer tiene un motivo personal: conoció a un elector que fue infante de marina y que perdió sus piernas por una explosión en Afganistán. El hombre era un inmigrante canadiense que adquirió la ciudadanía, y su hermano participó en las fuerzas armadas y también obtuvo la ciudadanía.

Asimismo, Coffman recuerda a un ex tutor español que le hablaba de la falta de oportunidades que enfrentan los inmigrantes jóvenes sin permiso para estar en el país.

"Para los jóvenes que crecieron en este país, y no conocen otra nación, no poder servir en las fuerzas armadas" los pierde, consideró Coffman. Estimó también que el cambio amplio en la inmigración "parece moverse en la dirección correcta".

Todo esto sugiere que el Partido Republicano ha escuchado en principio el mensaje después de la derrota contundente que sufrió en los pasados comicios, aunque estaría por conocerse si una posición más suave se traduciría en un gran apoyo para una reforma que comprende la posibilidad de conseguir la ciudadanía para unos 11 millones de inmigrantes no autorizados.