Quantcast
12:35 p.m., 7/31/2014 | 88°

Plástico colombiano reconstruye manos, caras


AP | 2/7/2013, 4:57 p.m.
Plástico colombiano reconstruye manos, caras
Hernán Barón, derecha, realiza una prueba de color en la mano de la paciente María Cecilia Gómez, quien perdió una mano trabajando en una fábrica de plásticos, en su estudio en Bogotá, Colombia, martes 5 de febrero de 2013. Desde hace 15 años, Barón crea prótesis anatómicas de silicona para personas desfiguradas, y se especializa en la reconstrucción de orejas, narices, ojos y manos. | Fernando Vergara/AP

BOGOTA, COLOMBIA - Con un calibrador, Hernán Barón mide la altura del molde de una "oreja" que cuidadosamente coloca a su paciente.

Tras medir la altura, calzar el molde en la cabeza y comprobar que se ajusta, Barón, un técnico de 49 años, procederá a fabricar en silicona las dos orejas para Mauricio Chaparro, quien nació sin ellas.

Con 15 años de experiencia en la fabricación de prótesis, Barón se ha hecho conocido y una decena de cirujanos le remiten clientes para fabricar lo que se han convertido en su especialidad, orejas, narices, ojos y manos.

Calcula que en todos sus años de trabajo ha fabricado al menos 1.200 prótesis y puede demorar hasta cinco meses en una, desde la cita inicial midiendo, haciendo moldes hasta encontrar el color más parecido al de la piel del paciente y que quede perfectamente ajustada, lio que ocasiones precisa una cirugía estética.

Barón comenzó trabajando como técnico dental fabricando molares y dientes y tras hacer en Colombia varios cursos y talleres, incluyendo uno de arte, decidió dedicarse a las prótesis por el mero gusto de fabricar esas piezas.

Sus pacientes son remitidos por distintos cirujanos y aunque ha tenido casos de personas como policías que perdieron dedos en algún combate del conflicto armado, la mayoría son víctimas de accidentes viales o de trabajo.

El valor de las prótesis como una oreja, por ejemplo, es de aproximadamente cuatro millones de pesos (unos 2.200 dólares) y en general tales costos son cubiertos por las empresas de salud y aseguradoras.

"No sólo he trabajado con pacientes colombianos sino también con personas de Panamá, Estados Unidos...la mayoría de ellos les he trabajado...prótesis de dedos especialmente", aseguró Barón en entrevista telefónica desde su taller al noroeste de la ciudad.

"Cuando usted realiza un trabajo que le puede ayudar a la persona a levantar su autoestima...es como un valor agregado al trabajo", aseguró Barón. "Hace que todo sea más bonito, sea más humano".

Also of interest