Quantcast
5:32 p.m., 8/30/2014 | 88°

Irán desea estrechar lazos con Egipto


HAMZA HENDAWI /AP | 2/7/2013, 4:41 p.m.
Irán desea estrechar lazos con Egipto
El presidente iraní Mahmoud Ahmadineyad habla con la prensa al final de una cumbre islámica de dos días en El Cairo el 7 de febrero del 2013. Ahmadineyad dijo ese día que su país desea relaciones más estrechas con Egipto. | Khalil Hamra/AP

EL CAIRO - Después de décadas de desconfianza, el presidente iraní Mahmoud Ahmadineyad dijo el jueves que su país desea relaciones más estrechas con Egipto.

En una conferencia de prensa en El Cairo, Ahmadineyad propuso forjar vínculos "amplios" e "irrestrictos" entre ambas naciones, lo que de concretarse significaría una nueva y poderosa alianza que podría reconfigurar el turbulento Oriente Medio.

La visita de Ahmadineyad a Egipto es la primera de un líder iraní en tres décadas. Aprovechó su estada de tres días para tratar de forjar vínculos con el país anfitrión mientras asistía a una reunión islámica cumbre.

Las relaciones más estrechas entre ambos países podrían tener repercusiones adversas para Estados Unidos y sus aliados en el Golfo Pérsico, por dar a Irán una plataforma en Egipto, el país árabe más populoso con 85 millones de personas.

A su vez, Egipto podría conquistar una vía de influencia sobre Siria, aliado clave de Irán, como también cosechar beneficios económicos por un aumento en turismo e inversiones.

Pero no está claro hasta dónde irá Egipto para aproximarse a Irán, archienemigo de Estados Unidos.

El exlíder autoritario Hosni Mubarak, derrocado en el levantamiento egipcio del 2011, era un aliado clave de Estados Unidos en el oriente Medio que compartía la profunda suspicacia de Washington sobre Irán.

La cálida bienvenida que Ahmadineyad recibió del presidente egipcio Mohamed Morsi, el islamista elegido tras la salida de Mubarak, reflejó los intentos egipcios por establecer una política exterior independiente y reafirmar su tradicional papel de liderazgo regional.

Sin embargo causó resentimientos en parte de la población mayoritaria suní por lo que considera un intento de Irán, de mayoría chií, por expandir su influencia en la región.

Ahmadineyad desestimó una admonición pública del clérigo egipcio más prominente, el gran imán de Al-Azhar Ahmed al-Tayeb, quien advirtió el martes que Irán no difundiera su fe chií en el Oriente Medio predominantemente suní y exigió que no interfiriese en los asuntos de los estados del Golfo.

En un gesto de buena voluntad, Ahmadineyad anunció que Irán se propone cancelar los requisitos de visas para los turistas y empresarios egipcios.

Cuando se le preguntó si Irán estaba dispuesto a compartir su tecnología nuclear con Egipto, Ahmadineyad eludió la cuestión y se limitó a responder que su país no tendría inconvenientes en cooperar con Egipto en los terrenos técnico, tecnológico y científico".