Quantcast
7:24 a.m., 7/24/2014 | 75°

Rockets meten 23 triples y aplastan a los Warriors


En la NBA

CHRIS DUNCAN / AP | 2/6/2013, 9:54 a.m.
Rockets meten 23 triples y aplastan a los Warriors
Jeremy Lin | Dave Einsel

HOUSTON — Los aficionados de Houston sabían que los Rockets estaban a un paso de hacer historia el martes contra Golden State, pues sólo necesitaban un disparo más de tres puntos para establecer una marca de la NBA.

El entrenador en jefe de los Warriors Mark Jackson no iba a permitir que ocurriera.

Los Rockets empataron el récord de la NBA e impusieron una marca del equipo al encestar 23 triples en el triunfo por 140-109 sobre Golden State.

La multitud en el Toyota Center se daba cuenta que el récord estaba totalmente al alcance en los últimos tres minutos y entonaba “¡Uno más de tres!”. Sin embargo, los Warriors le quitaron la oportunidad de lograrlo a Houston cometiendo faltas al final del encuentro.

“No nos vamos a recostar”, dijo Jackson. “Si van a intentar conseguir el récord, vamos a impedirlo”, afirmó.

Los Warriors debieron haber utilizado ese plan antes.

Jeremy Lin clavó cinco triples, mientras que Chandler Parsons y James Harden encestaron cuatro cada uno, con lo que los Rockets lograron su mayor puntaje de la temporada. Asimismo, empataron un récord de la NBA con 14 triples en la primera mitad y repartieron 35 asistencias en 46 tiros de campo.

“Afortunadamente, fuimos capaces de tener muchos tiros abiertos y de acertarlos”, dijo Lin. “Simplemente así es en ocasiones”, agregó.

Lin anotó 28 puntos, Harden otros 18 y Parsons 16 para Houston. Los Rockets hicieron su despliegue de puntería sin su mejor tirador de triples, el argentino Carlos Delfino, quien tiene una lesión en el codo derecho.

“Simplemente estuvimos ardientes esta noche”, comentó Harden.

Jarrett Jack anotó 20 puntos y David Lee otros 18 para los Warriors. Stephen Curry, con promedio de 21 puntos por juego, anotó únicamente siete unidades, acertando tres de 12 tiros de campo.

Houston estableció una marca de anotación en el Toyota Center y llegó a 140 puntos por primera vez desde abril de 1995.

“Durante todo el juego, uno pensaba que se iban a enfriar”, dijo Curry. “Pero tuvimos que obligarlos a realizar disparos más difíciles. Uno simplemente no puede darles vistazos despejados”.

Gran puntería

Los Rockets encestaron 18 de 27 tiros desde atrás del arco en los tres primeros cuartos. Finalmente tuvieron una sequía larga al inicio del cuarto período fallando sus tres primeros intentos desde la distancia de tres puntos. No duró mucho: Marcus Morris encestó de tres desde el flanco y Parsons le sonrió mientras ambos trotaban de regreso hacia su cancha.

Con el resultado decidido, el entrenador de los Rockets Kevin McHale sacó a sus titulares cuando restaban 5:49 minutos de juego, dejando la búsqueda del récord de la NBA a los jugadores de reserva. Para entonces, todos en la banca de Houston sabían que la marca estaba al alcance.

“Obviamente, la cantidad de tiros de tres que encestamos es bastante ilógica”, dijo Parsons. “Estuvimos sin marca y nadie va a rechazar tiros sin presión defensiva”, comentó.

Los aficionados estaban listos para explotar en júbilo esperando el tiro que establecería la marca. El base reserva Patrick Beverley atacó y clavó el balón a una mano con 1:04 minutos en el reloj, detonando una mezcla de ovaciones y lamentos.

Beverley cometió una falta fuerte a Draymond Green en un intento de tres puntos con 34 segundos por jugar. Beverley y Green se hicieron reclamaciones fuertes, motivando una discusión acalorada entre varios jugadores. Green y Morris fueron expulsados.

“Algunas noches no son las noches de uno y no fue nuestra noche y no jugamos particularmente bien”, dijo Jackson. “Eso no significa recostarse y rendirse. No está en nuestro ADN”, enfatizó,

En otros resultados de la jornada: Indiana venció por 114-103 a Atlanta; los Lakers de Los Angeles superaron por 92-83 a Brooklyn; Phoenix ganó a Memphis por 96-90 y Denver derrotó por 112-104 a Milwaukee.