Quantcast
10:35 a.m., 12/19/2014 | 57°

Proyecto universitario de Texas con mayoría de alumnos latinos


La fusión de dos universidades crearía una institución más potente en el Valle

Álvaro Ortiz | 2/6/2013, 6 a.m.
Proyecto universitario de Texas con mayoría de alumnos latinos
La Universidad de Texas en Brownsville sería una de las fusionadas. | Archivo

HOUSTON - Un grupo de 11 legisladores texanos que representan la región del Valle del Río Grande quiere crear una universidad que sería la segunda con más estudiantes hispanos de todo el país, sólo por detrás de Florida International University, en Miami.

De materializarse, la universidad mejoraría sustancialmente la oferta de educación universitaria en la zona del Valle, señalan algunos expertos, donde entre un 80 y 90 por ciento de la población es latina, y como parte del proyecto crearía una Escuela de Medicina para formar a futuros médicos en esa zona.

Para ello, la Legislatura tiene que autorizar la fusión de dos universidades del sistema de la Universidad de Texas (UT, por sus siglas en inglés), aunque el gobernador de Texas, Rick Perry, ya ha dado públicamente su visto bueno.

La cuestión clave es que sólo si la Legislatura aprueba que las dos instituciones se fusionen y creen una nueva universidad, la entidad resultante sería elegible para recibir subvenciones del Fondo Universitario Permanente (PUF, por sus siglas en inglés).

El fondo fue creado dentro de la Constitución de Texas y es financiado con los ingresos que el estado recibe por explotar terrenos públicos en operaciones de extracción de minerales, petróleo y gas.

Proyecto de ley

Hace una semana, los senadores demócratas Eddie Lucio Jr., Juan Hinojosa y Judith Zaffirini, y el senador republicano Kel Seliger, junto con los representantes demócratas René Oliveira, Ryan Guillén, Armando Martínez, Eddie Lucio III (hijo del senador), Sergio Muñoz Jr., Bobby Guerra, Terry Canales y Oscar Longoria, introdujeron un proyecto de ley para unir la Universidad de Texas-Brownsville y la Universidad de Texas Pan-American, en Edinburg.

Según UT, el alumnado combinado de ambas universidades sería de 28,000 estudiantes, de los cuales el 91 por ciento es hispano.

“En esta sesión (legislativa) tenemos la oportunidad de crear una institución de primera categoría en el Valle, con instalaciones y equipos de investigación de alta calidad”, afirma el senador Lucio Jr.

De las 15 instituciones que forman el sistema de UT, sólo la Universidad de Texas-Brownsville y la Universidad de Texas Pan-American no son elegibles para recibir fondos del PUF porque son universidades que operaban independientemente y que se incorporaron al sistema de UT a comienzos de los años 90, explica Jenny LaCoste-Caputo, directora ejecutiva de Asuntos Públicos del sistema de UT.

Pero la ley establece que es la Legislatura la que debe aprobar que una universidad sea elegible para recibir dinero del PUF.

Los edificios que usa UT-Brownsville son propiedad del colegio universitario comunitario Texas Southmost College, que quiere independizarse de UT, explica LaCoste-Caputo.

“UT-Brownsville necesita construir un nuevo campus”, dice la funcionaria, y el dinero que podría aportar el PUF sería una opción inmejorable.

Antonio Flores, presidente de la Asociación Hispana de Universidades y Colegios Universitarios (HACU, por sus siglas en inglés)

“Si trazáramos una línea imaginaria entre lo que es el sur de Houston...hacia el oeste, pasando por debajo de Austin y todo lo que es el sur de Texas, donde está súper concentrada la población hispana, ahí encontraríamos que no hay universidades del calibre que hay arriba de esa línea en cuanto a posgrados y centros médicos”, señala Antonio Flores, presidente de la organización nacional Asociación de Universidades y Colegios Universitarios Hispanos, con sede en San Antonio.