Quantcast
10:32 a.m., 12/20/2014 | 53°

Opinión: Una regla absurda de las ligas de fútbol de Houston


Nuestras ligas

DIEGO LÓPEZ-MARADONA | 2/6/2013, 2:23 p.m.
Opinión: Una regla absurda de las ligas de fútbol de Houston
Diego López-Maradona | Dave Rossman

HOUSTON - Las ligas locales comenzaron hace muchos años con una regla absurda, que ya se volvió obsoleta, en los parques de la ciudad. Antes los juegos se programaban desde muy temprano para poder terminar el día y que se lleven a cabo todos los partidos, ya que no existían muchas canchas con alumbrado eléctrico.

Los problemas comenzaron a surgir por el hecho que los equipos que les tocaba jugar temprano en la mañana se presentaban a jugar incompletos, debido que sus jugadores llegaban tarde e ingresaban al campo con el partido bien avanzado.

En ese momento se decidió inventar una regla que no existe en el reglamento de la FIFA, la máxima entidad rectora del fútbol, pero que sin embargo se sigue utilizando en las ligas locales y nadie sabe de dónde viene, ni siquiera quién la inventó, ni por qué se sigue utilizando.

La regla consiste en que los equipos que terminan el primer tiempo incompletos, es decir con menos de once jugadores en el terreno de juego, no se pueden completar en el segundo período. Eso es totalmente absurdo e irrelevante ya que si seguimos las reglas de la FIFA, esa norma no está en ninguna parte.

Hay jugadores, entrenadores y presidentes de ligas que tendrían que saber que el reglamento de la FIFA está para ser cumplido ya que el fútbol no sólo se trata de patear un balón e introducirlo en el marco rival, sino que tambien tiene reglas que hay que respetar. No puede ser que cada vez que un árbitro cobra una falta que el reglamento especifica salimos a discutir que tal falta no existe. Hay reglas que muchos no las saben, pero las discuten.

Por ejemplo, si un jugador de manera intencional levanta el balón con sus pies, luego lo eleva y de cabeza se la pasa a su portero es una falta y el árbitro cobrará un tiro libre indirecto a favor del otro equipo. Los entrenadores, en este tipo de falta, le recriminan al árbitro que el balón fue entregado a su portero con la cabeza, lo cual está permitido. Pero si el balón se lo pasa a su portero a través de un rebote o si el balón viene de aire después de una jugada, es válido. Si un jugador lo hace de manera intencional como lo explicaba anteriormente, se convierte en falta.

También está la falta que se cobra por decir ‘déjala’. Si se lo dice a un compañero no existe falta alguna, pero si se lo dice a un rival para sacar ventaja sí es falta y debe cobrarse un tiro libre indirecto.

Diego López-Maradona es un ex futbolista profesional, sobrino del ex astro argentino Diego Maradona y que vive en Houston desde hace más de 15 años. Actualmente está relacionado a la organización de ligas de aficionados en el área de Houston. E-mail: diegol.sportsculture@gmail.com