Quantcast
6:38 p.m., 10/30/2014 | 76°

Reforma inmigratoria: más cerca que nunca


Hay esperanza e inquietud a la vez por su plan para los indocumentados

AP / LA VOZ | 2/3/2013, 6 a.m.
Reforma inmigratoria: más cerca que nunca
El presidente Barack Obama anunció un proyecto de reforma inmigratoria con vía a la ciudadanía, en Las Vegas. | ISAAC Brekken / AP

HOUSTON - Tras afirmar que “llegó la hora” de corregir las deficiencias en las leyes de inmigración, el presidente Barack Obama presentó el martes una excepcional muestra de bipartidismo entre la Casa Blanca y legisladores del Senado sobre los planes para poner a millones de inmigrantes no autorizados en la senda de la ciudadanía, castigar a empresas que contraten a personas que no tengan permiso de estar en el país y reforzar la seguridad en las fronteras.

Pero las propuestas tanto de la Casa Blanca como del Senado para resolver un tema complejo y polémico carecen aún de los detalles principales. Y emergen obstáculos potenciales sobre cómo estructurar el camino a la ciudadanía y si un proyecto incluiría a parejas del mismo sexo.

Todo ello representa un escollo incluso antes de que una medida del Senado pueda ser debatida, aprobada y enviada a la Cámara de Representantes, que está dominada por los republicanos, por lo que es probable que ahí la oposición sea mayor.

En Nevada, el corazón de un suroeste muy hispano, Obama dijo que el Congreso muestra “un deseo genuino de resolver esto pronto”. Pero, consciente de que los esfuerzos previos sobre inmigración han fracasado, advirtió que el debate sería más difícil mientras más se acerca a una conclusión.

“La pregunta ahora es simple”, dijo Obama. “¿Tenemos la determinación como personas, como país, como gobierno para finalmente dejar este tema atrás? Yo creo que sí”.

Obama obtuvo el 71 por ciento del voto hispano en las elecciones de noviembre frente a sólo el 27 por ciento para el candidato presidencial republicano Mitt Romney. En Nevada ganó gracias, en gran medida, al voto latino. Esto parece haber abierto los oídos de muchos republicanos.

Rubio pide seguridad

El gobierno de México reconoció los planteamientos hechos por Obama y destacó que cada vez haya más actores en Estados Unidos que se sumen al debate sobre la necesidad de una reforma migratoria en ese país.

“La prioridad de proteger los derechos de cada individuo, sin importar su estatus migratorio, ha sido apropiadamente incluida en el centro de ese debate”, señaló el gobierno a través de un comunicado de su cancillería.

En Estados Unidos radican más de 11 millones de mexicanos.

Se estima, además, que los mexicanos representan poco más del 50% de los inmigrantes sin permiso de residencia en ese país.

El Salvador aplaudió también la propuesta y confió en que beneficie a unos 2,5 millones de connacionales que residen en Estados Unidos.

“El Salvador seguirá atentamente estas iniciativas y espera, como lo han señalado los senadores, que la reforma pueda ser presentada por la Cámara Alta del Congreso en el primer semestre de este año”, expresó la Cancillería salvadoreña en un comunicado divulgado el martes.

“La propuesta podría constituir el principio de este proceso en beneficio de nuestros compatriotas que forman parte de los 11 millones de indocumentados que radican en ese país”, agregó.

Las remesas de salvadoreños que residen en Estados Unidos son pilares fundamentales para la economía del país centroamericano. En el 2012 se registraron remesas por 3.910,9 millones de dólares, superando en 262,1 millones los 3.648,8 enviados en el 2011. Las remesas representan alrededor de 16% del producto interno bruto, según el Banco Central de Reserva de El Salvador.