Quantcast
12:12 a.m., 10/23/2014 | 64°

Mardi Gras: un festín 
de alegres sabores


Greg Morago | 2/2/2013, 6 a.m.
Mardi Gras: un festín 
de alegres sabores
El Pastel del Rey, colmado de azúcar de colores, es un manejar que no puede faltar en el Mardi Gras. | AP

HOUSTON - El carnaval del Mardi Gras, ya sea en Nueva Orleans o en Galveston, donde habrá fiesta hasta el 12 de febrero, invita a la exuberancia.

Un Pastel del Rey es lo menos que puedes preparar para unirte al festejo. Aquí está la receta:

Pastel del Rey

Ingredientes para la masa del pastel

1 taza de leche tibia

½ taza de azúcar granulado

2 cucharadas de levadura seca

3¾ tazas de harina de trigo

1 taza de mantequilla derretida

5 yemas de huevo batidas

1 cucharadita de extracto de vainilla

1 cucharadita de ralladura de corteza de limón

3 cucharaditas de canela molida

Nuez moscada rallada

Ingredientes para el revestimiento:

2 tazas de azúcar pulverizado

¼ taza de leche condensada

1 cucharadita de zumo de limón

Gránulos de azúcar para decorar, de color verde, dorado y morado

1 frijol blanco o bebés de plástico para esconder dentro del pastel cuando esté cocinado

Instrucciones para la masa: Vierte la leche tibia en un recipiente grande y hondo. Agrega el azúcar granulado, la levadura y una cucharada de harina de trigo. Bátelo todo hasta que el azúcar y la levadura se disuelvan.

Cuando veas burbujas en la mezcla y comience a desarrollarse espuma, agrega la mantequilla, las yemas de huevo, la vainilla y la ralladura de limón. Agrega el resto de la harina de trigo, la canela y la nuez moscada. Mézclalo todo con una espátula de plástico.

Cuando la masa se haya unido y se separe de las paredes del recipiente, forma con ella una gran bola. Amásala sobre una superficie lisa enharinada por unos 15 minutos hasta que esté suave y elástica.

Coloca la masa nuevamente en el recipiente hondo, cúbrelo con papel de plástico y permite que repose en un sitio donde no haya corriente de aire por alrededor de hora y media o hasta que la masa haya duplicado su volumen.

Cuando la masa haya aumentado, dale golpes con la mano cerrada para que baje y divídela en tres partes iguales.

Enrolla cada fragmento entre las palmas de tus manos hasta obtener tres piezas alargadas del mismo tamaño.

Calienta el horno a 375 grados Fahrenheit.

Usa las tres piezas de masa para hacer con ellas como una trenza redonda. Presiona sobre los extremos para unirlas.

Con mucho cuidado, coloca esta pieza trenzada sobre una bandeja de hornear con superficie no adherente y deja que repose por unos 30 minutos hasta que duplique su tamaño.

Cuando el tamaño se haya duplicado, introduce el molde en el horno para hornearle por 30 minutos hasta que la masa se haya dorado.

Saca el molde del horno y déjalo refrescar a temperatura ambiente por unos 30 minutos.

Instrucciones para el revestimiento:

Mientras se refresca el pastel, mezcla el azúcar pulverizado con la leche condensada y el zumo de limón hasta que la mezcla esté suave y se pueda esparcir con facilidad.

Si te queda muy espesa, añade un poco más de leche condensada, pero si te queda muy líquida, agrega más azúcar pulverizado.