Quantcast
11:28 p.m., 8/29/2014 | 75°

Investigadores buscan entre escombros las causas del incendio y la explosión en West


Los expertos analizan los químicos que 
estaban en la planta de fertilizantes mientras el gobernador Perry defiende su supervisión

Dug Begley e Ingrid Lobeto | 4/27/2013, 6 a.m.
Investigadores buscan entre escombros las causas del incendio y la explosión en West
Ray Rosales limpia los escombros que dejó en su casa la explosión de una cercana planta de fertilizantes en West, Texas. | Charlie Riedel / AP

HOUSTON - El gobernador de Texas, Rick Perry, defendió esta semana el proceso de inspección estatal con respecto a la planta de fertilizantes en West, donde un incendio provocó una devastadora explosión que mató a 14 personas y ocasionó un cráter de 93 pies de ancho y 10 pies de profundidad.

Mientras tanto, siguen las investigaciones y algunos funcionarios han empezado a presentar teorías sobre lo ocurrido.

Perry declaró que se siente cómodo con el grado de supervisión estatal a la fábrica West Fertilizer, donde ocurrió el incendio y luego la explosión que arrasó con varias cuadras de edificios, viviendas y escuelas. El gobernador añadió que los residentes de Texas mantienen una posición similar, según lo que, dijo, han manifestado a sus funcionarios electos.

Sin embargo, Perry expresó su disposición a revisar si las regulaciones estatales son suficientes.

“Si hay una mejor forma de hacerlo, queremos saber al respecto”, dijo Perry la semana pasada. “Les aseguro que con la Legislatura en sesiones, habrá muchas oportunidades para examinar el marco de regulaciones”.

La supervisión de la planta de fertilizantes ha sido esporádica. El Departamento de Salud y Seguridad Ocupacional, que supervisa la seguridad en los centros de trabajo, la inspeccionó por última vez en 1985.

Olores extraños

En los últimos 25 años, varias agencias locales y estatales respondieron a denuncias de olores extraños que emanaban del lugar, así como de almacenamiento inadecuado de químicos. No está claro el seguimiento que se hizo a esas denuncias y si se supervisó el tipo de materiales, pero la planta hizo cambios y los documentó, como un mejor etiquetado de los tanques de almacenamiento y la adopción de un plan de emergencia.

Las agencias federales no solían revisar los envíos individuales de materiales a la planta por ferrocarril y, por tanto, no pudieron supervisar las sustancias almacenadas ahí antes de la explosión.

La tragedia en West se inició con un incendio en la planta donde probablemente había sustancias explosivas, pero no se sabe aún cómo fue que comenzó el siniestro y esa información podría demorar en ser descifrada.

“Es un proceso muy lento y metódico, pero sigue su curso”, dijo Kelly Kistner, subjefe estatal de investigación del cuerpo de bomberos.

Kistner añadió que los expertos, que son de varias agencias, están excavando en busca de la causa, pero no comentó sobre el inventario de químicos de la fábrica y su historial de inspecciones.

Teorías de la explosión

Los estudios preliminares han producido varias teorías, aunque algunas ya han sido descartadas.

Bryan Shaw, director presidente de la Comisión de Calidad Ambiental de Texas, comentó el lunes que el tanque donde se almacenaba amoníaco no era el culpable. “Es más probable, según he analizado, que en esto esté involucrado un vagón con nitrato de amonio”, dijo, si bien señaló que su comentario era preliminar.

Y así resultó, ya que Kistner dijo el martes que el vagón de tren cargado de nitrato de amonio que estaba próximo a la planta había sido más bien “una víctima de la explosión” y no el responsable.