Quantcast
2:12 p.m., 7/30/2014 | 91°

Carretera en Texas permitirá alcanzar 85 millas por hora


CAROL CHRISTIAN, HOUSTON CHRONICLE | 9/7/2012, 11:26 a.m.
Carretera en Texas permitirá alcanzar 85 millas por hora
La Comisión de Transporte de Texas estableció un nuevo límite de velocidad para un tramo de 41 millas en la autopista Texas 130, entre Mustang Ridge, un suburbio de Austin, y la Interestatal 10 en Seguin, a 85 millas por hora. | Ricardo B. Brazziell / STATESMAN.COM

HOUSTON - Era algo temido por algunos y ansiado por otros: un tramo de una autopista con cobro de peaje en Texas será inaugurado en breve con un límite máximo de velocidad de 85 millas por hora.

La Comisión de Transporte de Texas estableció recientemente el nuevo límite de velocidad para un tramo de 41 millas en la autopista Texas 130, entre Mustang Ridge, un suburbio de Austin, y la Interestatal 10 en Seguin.

A 85 millas por hora, un conductor podría recorrer todo ese tramo en menos de 29 minutos. Pero ese tiempo podría ser reducido aún más por razones obvias: muchos conductores alcanzarán al menos las 90 millas por hora creyendo que la policía no multará a nadie por exceder el límite de velocidad en unas pocas millas.

Previsto para ser concluido el 11 de noviembre, ese segmento de la autopista es construido por la empresa State Highway 130 Concession Co. (SH 130) y LLP, que es un consorcio privado integrado por la firma española Cintra y la compañía estadounidense Zachry.

Sólo otro estado, Utah, permite que sus conductores alcancen la velocidad de 80 millas por hora, según la organización Governors Highway Safety Association.

Algunos expertos han indicado que el nuevo límite de velocidad podría resultar en más muertes vinculadas a accidentes de tránsito.

“Investigaciones han demostrado claramente una conexión directa entre los límites de velocidad más elevados y más muertes”, ha dicho en una entrevista Russ Rader, del Instituto de Seguros para la Seguridad en Carretera, con sede en Arlington, Virginia. “Cuando se aumenta el límite de velocidad, las muertes en esas carreteras también aumentan. Y cuando se disminuye el límite de velocidad, con él disminuye la cifra de muertes”.

El consorcio privado ha diseñado, construido y sufragado el tramo de 41 millas conocido como segmentos 5 y 6. Dicho consorcio operará y se encargará del mantenimiento de este tramo durante los próximos 50 años, según Chris Lippincott, portavoz de esa agrupación.

El consorcio expresa en un comunicado: “El Departamento de Transporte de Texas ha determinado que en los segmentos 5 y 6 construidos por SH 130 se puede viajar con seguridad a 85 millas por hora. Estamos comprometidos con la operación de una autopista confiable y segura para nuestros clientes. En cualquier carretera, los conductores son claves para la seguridad del tránsito, las condiciones de tránsito y la capacidad de sus vehículos”.

Según Lippincott, la tarifa de peaje para el segmento de 85 millas por hora se estaba discutiendo el jueves.

“Esperamos que tendremos algo en las próximas dos semanas”, agrega.

Entre tanto, Terri Hall, fundadora y directora del grupo Texans United for Reform and Freedom, que no tiene fines de lucro y se opone al control de las carreteras por empresas privadas, señala que para la empresa SH 130 todo radica en las ganancias, no en la seguridad del transporte.

“Creo que es obvio que están tratando de incentivar a la gente para que use la carretera de peaje de Cintra al incrementar el límite de velocidad en la (autopista Texas) 130”, dice Hall.

“Las decisiones de transporte que se han tomado oscilan alrededor del dinero y las ganancias, no del interés público. A medida que el límite de velocidad sea más alto, más atractiva se torna la autopista con cobro de peaje”, agrega.

Texas tiene en la actualidad alrededor de 3,200 millas de carreteras en las que se permite un límite máximo de velocidad de 75 millas por hora. Eso represente un cuatro por ciento de las 80,000 millas de autopistas estatales, según datos del Departamento de Transporte de Texas.

Las 575 millas de autopistas estatales que permiten un límite máximo de seguridad de 80 millas por hora son menos del uno por ciento de las carreteras de Texas, indica el departamento.