Quantcast
2:30 p.m., 4/24/2014 | 82°

¿Te deshiciste de tu viejo teléfono móvil Razr? Pues presta atención

DWIGHT SILVERMAN | 11/27/2012, 5:32 p.m.
¿Te deshiciste de tu viejo teléfono móvil Razr? Pues presta atención
En esta foto de archivo tomada el 3 de febrero 2009, una persona hace una llamada con su teléfono celular Motorola Razr en el centro de Chicago. | Charles Rex Arbogast/AP

HOUSTON - ¡Escuchen, chicos! El cuento de hoy sobre precaución con la tecnología viene acompañado por Motorola, Amazon.com y la tendencia de los estadounidenses a tirar sus cosas sin pensarlo dos veces.

Los informes de BuzzFeed FWD sobre el artista neoyorquino Kyle M. F. Williams, quien buscaba un montón de viejos teléfonos Motorola Razr para pegarlos a una patineta como parte de una escultura. Finalmente halló los que quería, pero descubrió un uso mucho más intrigante para ellos.

Halló en eBay numerosos teléfonos Razr 44 que un vendedor, que parecía ser de un taller de reparación en Texas, vendía tal y como estuvieran por un total de 89 dólares.

“Pensé que todos estaban rotos o borrados, pero cuando los recibí me di cuenta de que la mitad de ellos todavía tenían textos, fotos, textos sexuales y vídeos. Me tomó un par de días para pensar cómo descargar todo ese contenido en mi computadora”, dijo Williams.

Valiéndose del servicio de publicación de Amazon, él está vendiendo un libro de bolsillo con imágenes titulado Razr.

El artículo de BuzzFeed ha seleccionado algunas imágenes del libro de Williams y, como era de esperar, algunas imágenes y mensajes de textos no son seguros para el trabajo. También puedes ver más de la página del libro en Amazon.com si haces clic donde dice ‘Look Inside!” (echa un vistazo).

Williams especula que tal vez los dueños no sabía cómo borrar el contenido en sus teléfonos o posiblemente no les importaba. Quizás pensaron que en el taller de reparaciones harían ese trabajo por ellos.

Pregunté a Williams a través de Twitter acerca de detalles más específicos sobre “el taller de reparación en Texas” y me respondió que el taller estaba en Sugar Land. Es decir, cabe la posibilidad de que la información en el Razr de tu vecino o tus vecinos, incluso la tuya, haya sido incluida en el libro.