Quantcast
1:51 a.m., 11/1/2014 | 55°

Legisladores de Texas indican que hay que regular a ciertos prestamistas


LISE OLSEN | 11/27/2012, 2:29 p.m.
Legisladores de Texas indican que hay que regular a ciertos prestamistas
Los legisladores estatales están proponiendo una ley que endurecerá las normas relativas a los prestamistas. | John Davenport

Más de 17,000 texanos perdieron sus autos y camionetas en la primera mitad de 2012 por no poder realizar sus pagos a prestamistas a corto plazo, muchos de los cuales cobran tarifas equivalentes al 500 por ciento de interés anual, según indican datos sobre consumidores.

Los cobros ilimitados el día de pago y la imposición de tarifas por títulos de vehículos son legales en Texas. A menudo esos préstamos constituyen la única forma de obtener dinero en efectivo rápido para algunos consumidores. Dichos servicios son muy populares. Se estima que 3,300 prestamistas inyectan alrededor de 800 millones de dólares a la economía de Texas financiando a personas que a menudo están desesperadas por conseguir dinero rápido prestado cuya cantidad oscila entre 400 y 1000 dólares, según informes de prestamistas que abarcan operaciones realizadas de enero a junio.

Sin embargo, muchas personas en Texas no pueden devolver los préstamos con altos intereses y hacer los pagos a tiempo, por lo que pronto pueden verse atrapadas en renovaciones con tasas anuales de interés que superan al monto del préstamo, indican datos recopilados de acuerdo con una nueva ley estatal.

Alrededor del 83 por ciento de los consumidores en Beaumont y el 75 por ciento en las zonas metropolitanas de Houston y San Antonio han quedado atascados en un ciclo de renovación de préstamos, según informes de prestamistas.

La senadora estatal Leticia Van de Putte, demócrata de San Antonio, y el senador estatal John Whitmire, demócrata de Houston —ambos son miembros de la comisión del Senado de Texas que está estudiando este problema— han dicho que datos y testimonios de personas con préstamos para amortizar el día de pago en todo el estado respaldan una legislación para impedir la explotación financiera de numerosos texanos.

Intereses

“En un mundo perfecto, uno no necesitaría (a prestamistas del día de pago)”, dijo Whitmire. “Pero sé que algunas personas no pueden hallar una solución mejor porque no tienen línea de crédito establecida o no tienen crédito y entonces pueden ir a esos centros, lo cual no quiere decir que sean atracadas”.

Algunos consumidores dijeron a funcionarios municipales y estatales que tuvieron que pagar tarifas durante meses o años por pequeños préstamos en efectivo, porque se sintieron confundidos con las regulaciones o debido a prácticas abusivas de cobro. Este año, la oficina del comisionado de crédito al consumidor recibió 300 denuncias al respecto.

Una mujer de Houston, de 36 años, dijo al Houston Chronicle que tuvo que solicitar un préstamo de día de pago cuando su esposo perdió su empleo inesperadamente y en su trabajo le redujeron el horario laboral. El matrimonio terminó pagando 3,000 dólares en tarifas por un préstamo de alrededor de 1,250 dólares. Luego contrataron a un abogado para luchar contra cobradores de deuda y amenazas de llevarlos a los tribunales.

“Nunca pensé que obtendría ese tipo de préstamo, pero terminé pidiendo dos. El interés (en el primero) fue terrible y también tenía un segundo para cubrir al primero, ya que ese consumía nuestros salarios”, dijo la houstoniana. “Sabía lo que sucedía, pero la vida es así y esto se convirtió en un gran problema. Era un círculo vicioso”.