Quantcast
2:12 p.m., 10/31/2014 | 77°

El Dynamo sueña con 
el premio mayor


José de Jesús Ortiz | 11/23/2012, 3:43 p.m.
El Dynamo sueña con 
el premio mayor
El capitán Brad Davis y los otros jugadores del Dynamo festejaron el título de conferencia junto a los aficionados naranjas en el estadio RFK de Washington, D.C. | Patrick McDermott / Getty Images

Mientras los jugadores victoriosos del Dynamo se dirigían hacia los vestidores del Estadio RFK en Washington D.C. con el trofeo que obtuvieron el domingo en el campeonato de la Conferencia del Este de la MLS, el entrenador Dominic Kinnear tuvo una pedido final.

“Llévenselo a los aficionados”, les dijo Kinnear.

El capitán Brad Davis y sus compañeros de equipo entonces subieron unas escaleras y pasaron por tres barandas para llegar hasta los seguidores del Dynamo, que continuaron celebrando junto al equipo.

Fue claro que ambas partes, tanto jugadores como aficionados, desean más que la corona de Conferencia que se adjudicaron luego de dejar en el camino al D.C. United en la serie final de la región.

“Queremos la copa, queremos la copa, queremos la copa”, cantaron juntos los futbolistas y unos 100 simpatizantes naranjas que viajaron para el partido de vuelta de la serie final en la capital de la nación.

Todos ellos desean alcanzar la Copa de la MLS que le fue negada el año pasado al Dynamo por el Galaxy de Los Ángeles. Y el equipo de Houston ahora tendrá una nueva oportunidad de volver a disputarla contra el mismo rival, en el mismo lugar de entonces, el próximo 1 de diciembre.

Boniek García puso en ventaja al Dynamo en el minuto 34 , y luego el equipo naranja aguantó la presión del D.C. United, que igualó el marcador al final del partido pero no le fue suficiente para revertir el resultado de la serie ante unos 20,015 espectadores que se retiraron desanimados.

Con el empate 1-1 el domingo con el D.C. United en el partido de vuelta de la serie, el Dynamo se quedó otra vez con el título de Conferencia por terminar al frente 4-2 en el marcador global después de haber ganado el encuentro de ida la semana anterior por 3-1 en el Estadio BBVA Compass, donde terminó invicto esta temporada.

Un equipo especial

Por segundo año consecutivo y cuarta vez en siete temporadas, el Dynamo avanzó a la final de la Copa MLS.

“Desde el primer día de esta temporada y desde mi primer día desde que estoy en este equipo he sentido que éste es un club que siempre desea ganar todo. Hay algo especial en los jugadores de este equipo, los entrenadores y colaboradores y los simpatizantes. Y todo eso tiene su peso”, dijo el arquero Tally Hall.

“Por supuesto que todos desean ganar la copa y merecen la copa”, agregó el portero del Dynamo. “Han sido un gran apoyo para todos los jugadores”.

En su camino a la final, el Dynamo, que avanzó a los playoffs con el último cupo gracias a su quinto lugar en la temporada regular en el Este, dejó en el camino a equipos que estaban mejor preclasificados como el Chicago Fire, Sporting Kansas City y D.C. United. Lograron eso al jugar cinco partidos en 19 días, tres de esos encuentros en condición de visitante.

Un año después de perder el final 1-0 frente al Galaxy, el Dynamo ahora tendrá casi dos semanas de descanso para recuperarse antes de volver a jugar el partido decisivo en el Home Depot Center de Carson, California.

Por segunda temporada consecutiva, desde que pasó a la Conferencia Este, el Dynamo chocará en la gran final con el mismo rival, el defensor del título que dejó en el camino a Seattle Sounders. El Galaxy avanzó el domingo en la noche pese a caer 1-2 en Seattle y pasó a la final gracias al 3-0 que logró en el partido de ida de la final de la Conferencia del Oeste.

En su camino a la final, el Dynamo, que avanzó a los playoffs con el último cupo gracias a su quinto lugar en la temporada regular, dejó en el camino a Chicago Fire, Sporting Kansas City y D.C. United, todos mejor preclasificados.

Nunca antes, el Dynamo había tenido que avanzar en la postemporada desde una quinta ubicación ya que generalmente había sido primero o segundo preclasificado, pero el domingo parecieron los favoritos en todo sentido.

“Yo no pienso que hemos alcanzado más de lo que se esperaba”, dice el capitán Davis. “Porque ya hemos estado antes en esta posición”.

Como sus seguidores, los jugadores del Dynamo tienen más hambre de triunfo.

jesus.ortiz@chron.com