Quantcast
2:05 a.m., 4/17/2014 | 54°

Opinión: Los Texans frente a los Leones de Detroit se enfrentarán en Thanksgiving

JOHN MCCLAIN | 11/21/2012, 3:02 p.m.
Opinión: Los Texans frente a los Leones de Detroit se enfrentarán en Thanksgiving
Arian Foster (23) en un juego contra los Jaguares el 18 de noviembre 2012. | Nick de la Torre

HOUSTON — El corredor Arian Foster resulta impresionante cuando juega fuera de casa y en partidos televisados a nivel nacional, y eso es una mala noticia para los Lions de Detroit que se enfrentarán a los Texans en próximo jueves.

Foster, que necesita 51 yardas para convertirse en el primer texano en tener tres temporadas consecutivas de 1,000 yardas, ha corrido para al menos 100 yardas en los últimos cinco partidos fuera de casa.

En nueve partidos televisados a toda la nación, incluidos dos de playoffs, Foster tuvo un promedio de 22.9 acarreos, 112.3 yardas, 4.9 yardas por acarreo y una anotación.

¿Qué significa eso?

“No lo sé. Tal vez no significa nada”, dijo Foster después de la práctica del martes. “Me sorprende. Hago lo mismo en cada partido”.

Cualquiera que sea la razón, no se puede negar que las cámaras de televisión nacional, así como partidos en terrenos hostiles, sacan lo mejor de Foster. Y tendrá ambos casos en el estadio Ford Field el día de Acción de Gracia, cuando los Texans traten de mejorar su récord de 10-1.

“Uno creció viendo esos partidos de Thanksgiving”, dijo Foster. “Uno vio a Barry Sanders, a Brett Favre. Eso es lo que lo motivó a uno a meterse en este deporte”.

Lidera a la liga en acarreos

En su tercera temporada como titular, Foster se ha convertido en el jugador más prolífico de la NFL. Tiene el récord de 249 acarreos en la liga. Va a un ritmo de 398 acarreos, así como 1,518 yardas y 19 anotaciones.

A Foster le encanta jugar bajo la tutela de Gary Kubiak, porque a este entrenador le interesa el control del ovoide y el tiempo de posesión. Eso significa que los corredores harán el trabajo pesado.

Desde que Kubiak se convirtió en su entrenador en 2006, los Texans están 41-5, incluido 8-0 en esta temporada, cuando corrieron al menos 30 veces. Están 45-15, incluido 8-0 en esta temporada cuando sobrepasan a sus opositores.

Ese tipo de estrategia es el sueño de los corredores.

“La atención recae sobre él todo el tiempo”, dijo Kubiak. “Le encanta jugar, es trabajador y entonces da lo mejor de sí”.

En los últimos dos partidos, que fueron victorias frente a Chicago y Jacksonville, Foster tocó el ovoide 65 veces, incluidos 57 acarreos. Ha producido 209 yardas desde la línea de scrimmage.

Foster sólo promedia 3,8 yardas por acarreo, lo más bajo entre los 14 principales corredores de la liga. Hay dos razones para su bajo promedio por acarreo. Uno, Foster no ha hecho muchas carreras largas. Dos, recibe una gran cantidad de acarreos de una y dos yardas contra frentes de ocho o nueve cuando Kubiak está pidiendo jugadas para proteger la ventaja.

Lo hace bien

“Así es. Ha tenido muchos acarreos. Es nuestro respaldo y tiene que hacerlo. Ha tenido un buen año y se está desempeñando muy bien”, dijo Kubiak.

“Parece mejorar a medida que avanzamos. Seguiremos adelante y con suerte se mantendrá bien y saludable”, agregó.

Foster tiene confianza en sus entrenadores, médicos y en el personal de entrenamiento, por lo que no le tiene miedo al contenido de trabajo.

“Ellos ejecutan muy bien un plan”, dijo Foster. “Han tenido buenos jugadores antes y saben lo que tienen que hacer. Mi cuerpo está bien. De hecho, me siento muy bien para un martes. Ya tengo deseos de jugar”.

Eso es una mala noticia para los Lions, pero significa momentos de entretenimiento y emociones para los seguidores en toda la nación que mirarán el partido entre mordiscos de pavo asado.

john.mcclain@chron.com