Quantcast
4:35 a.m., 9/15/2014 | 69°

La tableta Surface de Microsoft se estrena con Windows RT


Surface se ve estelar pero es
su primera versión

DWIGHT SILVERMAN | 11/16/2012, 5:12 p.m.
La tableta Surface de Microsoft se estrena con Windows RT

photo

Dwight Silverman

La primera vez que puse las manos sobre la tableta Surface, que es la primera computadora que Microsoft vende bajo su nombre, enseguida me sentí impresionado, pues se siente sólida, tiene una pantalla brillante y nítida, funciona con rapidez y su uso resulta agradable. En resumen, Surface causa una grata primera impresión.

Sin embargo, a medida que transcurre el tiempo sus limitaciones se hacen evidentes.

Microsoft ha creado una tableta agradable e innovadora y es posible que venda un buen número de ellas. Pero es un equipo en su primera versión y mientras más lo usas más claro te resulta esto.

La tableta Surface está diseñada para mostrar la nueva versión de Windows, que cuenta con una interfaz modificada para ser utilizada en dispositivos táctiles, así como una versión para computadoras clásicas. En ese sentido Surface se parece a la línea de tabletas y teléfonos inteligentes Nexus de Google, que saldrán al mercado cuando Google lance su nueva versión de Android.

El sistema operativo en la versión inicial de Surface no es Windows 8 con todas sus características, sino algo llamado Windows RT, que es el sistema operativo que Microsoft ha reajustado para que funcione en un procesador basado en la arquitectura ARM.

Procesador

Tradicionalmente, Windows ha funcionado con procesadores que usan arquitectura x86, desarrollada por Intel, que también es usada por otros fabricantes de microprocesadores como AMD. Esos procesadores son rápidos y capaces, pero también pueden requerir más energía. Los procesadores ARM son más eficientes y generan menos calor, lo que les hace más adecuados para tabletas y teléfonos inteligentes.

Windows RT aprovecha esa eficiencia, pero aquí hay un problemita. Las aplicaciones que han funcionado tradicionalmente con versiones de Windows basadas en Intel no funcionan con la versión clásica de Windows en Surface. Aunque Surface tiene otros fallos, éste es su gran problema.

Características

En teoría y a primera vista, Surface resulta estelar. Tiene un procesador de 1.3 GHz Vidia Tegra 3, dos gigabytes de RAM, una pantalla de 10.6 pulgadas con una resolución de 1,366 x 768 píxeles.

Tiene 32 GB de almacenamiento (también hay disponible un modelo de 64 GB), junto con una ranura microSDX para expansión. Cuenta con un puerto USB 2.0, un mini puerto HDMI, soporte para Bluetooth y conectividad Wi-Fi en 2.4 GHz y 5-GHz 802.11. No hay capacidad para banda ancha móvil. Hay cámaras de alta definición de 720p al frente y atrás.

La estructura exterior de Surface, de 11 x 7 x .37 pulgadas, está hecha de magnesio y un tipo de metal líquido al que Microsoft llama VaporMg. Es relativamente ligera y se siente sólida. Tiene un color carbón y, en efecto, su parte trasera es un imán para las huellas digitales. Los bordes son cónicos y el equipo se siente muy bien entre las manos.

La parte posterior de Surface cuenta con un pie de apoyo que te permite mantenerla en posición vertical. Abre y cierra con un chasquido satisfactorio. Microsoft dedicó algún tiempo para que ese sonido fuera el adecuado y no parece que el cierre se vaya a romper con facilidad.

Sin embargo, sólo tiene un ángulo, lo cual puede resultar extraño si, por ejemplo, deseas usar Skype y no puedes ajustar la pantalla para que aparezca tu cara completa.

Para preguntas o sugerencias escribe a eltecnomaniaco@chron.com