Quantcast
6:12 a.m., 10/25/2014 | 57°

La policía halla a más de 20 inmigrantes en un vehículo en el suroeste de Houston


DALE LEZON | 11/15/2012, 11:31 a.m.
La policía halla a más de 20 inmigrantes en un vehículo en el suroeste de Houston

photo

Cody Duty

Elena Soto explica lo que pasó la noche en su casa en la cuadra 6300 de Edgemoor Drive, Jueves, 15 de noviembre 2012, en Houston. La policía entró a la casa de Soto, mientras ella estaba durmiendo después de una persecución terminó en frente de su casa. Dos hombres salieron de una camioneta que transportaba a inmigrantes ilegales y se fue al patio trasero de Soto, donde finalmente fueron detenidos por la policía.

HOUSTON — Un hombre y sus esposa dijeron haberse aterrado cuando despertaron en la madrugada del jueves y vieron a policías frente a la puerta de su casa con un grupo de personas de México y América Central que fueron halladas dentro de un vehículo estacionado en una calle cercana a su vivienda en el suroeste de Houston.

El incidente ocurrió a eso de la 1:15 a.m. en 6300 Edgemoor, cerca de Hillcroft, informó el Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés).

La policía tenía poca información al respecto, según dijo Jodi Silva, portavoz de HPD. Sin embargo, funcionarios de inmigración dieron a conocer posteriormente algunos datos sobre lo sucedido.

Un policía se percató de lo que parecía ser un vehículo sospechoso que se estacionó cerca de la acera, informó Greg Palmore, portavoz del Departamento de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés). Cuando el auto patrullero se estacionó detrás del Van, algunas personas salieron y echaron a correr, pero el policía los siguió y pudo atraparlos.

Después, la policía halló dentro del vehículo a más de 20 personas, según Palmore. Se trataba de gente de México, Honduras, Guatemala y El Salvador.

Entre ellos había 17 hombres, cinco mujeres y dos niños. Todos quedaron bajo la custodia de ICE, donde se determinará si entraron en el país de forma ilegal.

Palmore indicó que, de momento, no hay evidencia de que los inmigrantes se encontraban en la vivienda de la pareja. Sin embargo, agregó que investigadores están tratando de determinar si los residentes de la casa están conectados con personas en el Van.

Los residentes de la vivienda dijeron que la policía había indicado que algunas personas corrieron hacia el patio de su casa y que oficiales les habían interrogado acerca del vehículo y las personas en su interior.

Sin embargo, el hombre y la mujer, quienes aseguran haber residido en esa casa por unos 10 años, indicaron que desconocían la existencia del Van y de la gente en su interior, y que no sabían por qué se había detenido cerca de su hogar ni por qué algunos corrieron hacia su patio.

La pareja contó que la policía sacó a varias personas del vehículo y luego los agrupó ante su casa para que se protegieran del frío matutino. Allí les entregaron mantas.

La pareja agregó que ese incidente fue amedrentador.

“Estaba aterrado”, dijo Humberto Soto con la ayuda de un traductor. “Nunca nos había ocurrido algo así”.

Soto expresó que él y su esposa dormían y se despertaron cuando oyeron ladrar al perro de un vecino. Entonces la policía llamó a su puerta para hacerles preguntas sobre el vehículo.

Soto agregó que no sabían que el Van estaba afuera. Su esposa, Elena Soto, dijo que aunque se pudo serenar horas después del suceso, todavía se sentía incómoda con lo ocurrido.

“Se sentía confiada, pero ahora tiene miedo”, dijo su hijo Greg Soto, quien fue el que tradujo para sus padres.

Greg añadió que todo el suceso era muy raro.

“Es algo increíble”, afirmó. “¿Por qué el Van estacionó por aquí?”

Su hermano, Vicente Soto, también se sorprendió con lo sucedido.

“Es una locura”, comentó.

dale.lezon@chron.com