Quantcast
9:14 p.m., 9/2/2014 | 83°

Obama presiona empresas y sindicatos por impuestos


STEVEN R. HURST | 11/14/2012, 10:33 a.m.
Obama presiona empresas y sindicatos por impuestos
El presidente Barack Obama habla después de una ceremonia de ofrenda floral en el Día de los Veteranos el 11 de noviembre de 2012 en Arlington, Virginia. | Michael Reynolds-Pool/Getty

Petraeus, la caída de un héroe

WASHINGTON (AFP) - De Irak a Afganistán, del Pentágono a la CIA, el general David Petraeus construyó una carrera intachable. ¿Qué tiene de diferente la caída de este héroe en un país habituado a los escándalos sexuales?

WASHINGTON (AFP) - De Irak a Afganistán, del Pentágono a la CIA, el general David Petraeus construyó una carrera intachable. ¿Qué tiene de diferente la caída de este héroe en un país habituado a los escándalos sexuales?

WASHINGTON — El presidente Barack Obama podría dar a conocer el miércoles más detalles sobre las negociaciones con el Congreso para evitar el “abismo fiscal”, pero sin ceder un ápice en su exigencia de que los estadounidenses más pudientes paguen mayores impuestos como parte de cualquier acuerdo para reducir la galopante deuda soberana de Estados Unidos.

El presidente, reelegido hace poco más de una semana, prometió elevar los impuestos de los estadounidenses que ganen más de 200.000 dólares al año y de las parejas que superen los 250.000 dólares, dando como argumento el crecimiento económico registrado durante la presidencia de Bill Clinton en la década de 1990, cuando estuvieron vigentes mayores tasas tributarias para los estadounidenses más adinerados.

Los legisladores republicanos han dado señales de disposición para llegar a un acuerdo que permita el aumento de los impuestos, pero insistieron que no podrán ser aumentados los índices. Para ello consideran la posibilidad de aumentar la caja pública mediante una modificación de las normas fiscales.

A no ser que la Casa Blanca y el Congreso lleguen a un acuerdo para el 1 de enero, aumentarán los impuestos considerablemente para todos los estadounidenses, y se implementarán recortes en el gasto social y militar.

La Oficina Presupuestaria del Congreso analizó las consecuencias de caer en el abismo fiscal que se abriría el 2 de enero y dijo que causará una nueva recesión, además de elevar el desempleo arriba del 9%. La Oficina calculó además que el programa de austeridad reduciría el déficit en casi 700.000 millones de dólares para fines del 2013.

Tras dar una conferencia de prensa programada al comenzar la tarde, Obama se reunirá el miércoles con unos 10 capitanes de empresa. El martes lo hizo con dirigentes sindicales y grupos activistas de izquierda, a quienes aseguró que cumplirá su promesa electoral de que los estadounidenses más acaudalados paguen mayores impuestos.

“Estamos dispuestos a mantener nuestra posición para asegurar que el sacrificio es compartido, y que los ricos comiencen a pagar su justa carga y la clase media no tenga que compartirla”, dijo el presidente de la central sindical AFL-CIO Richard Trumka.

Obama se reunirá el viernes con los líderes del Congreso.

Desde la llegada de Obama a la Casa Blanca, el déficit presupuestario ha superado el billón de dólares anualmente y la deuda soberana llega ahora a los 16,5 billones de dólares.