Quantcast
10:51 p.m., 12/21/2014 | 55°

Jessica Tata: culpable de homicidio en incendio en su guardería


BRIAN ROGERS | 11/14/2012, 12:01 p.m.
Jessica Tata: culpable de homicidio en incendio en su guardería

HOUSTON — Jessica Tata permaneció imperturbable al escuchar el martes a un juez que la declaró culpable de homicidio preterintencional en un caso de incendio en su guardería donde el año pasado murieron cuatro niños, mientras los familiares de las víctimas se desplomaron sobre sus asientos y rompieron en sollozos.

Cuatro semanas antes, los padres de los niños muertos o heridos dijeron en corte que ellos confiaron en Tata y se sintieron traicionados, y el martes celebraron la decisión del jurado de declararla culpable de homicidio preterintencional.

“Desde lo más profundo de nuestros corazones, nos sentimos agradecidos por el veredicto de hoy y estamos contentos”, dijo Nancy Villanueva, tía de Elías Castillo, de 16 meses, que murió el 24 de febrero de 2011 debido al incendio. “Gracias a quienes han estado al tanto de todo”.

Villanueva fue la única pariente que hizo declaraciones. Los fiscales no quisieron hacer comentarios.

El veredicto emitido el martes, después de seis horas de deliberaciones, fue una decepción para Tata y su abogado defensor, pero no constituyó una sorpresa.

“El jurado se ha manifestado. Aceptamos su veredicto y continuamos hacia la próxima fase del juicio”, dijo Mike DeGeurin, abogado defensor de Tata.

DeGeurin no quiso comentar acerca de la reacción de Tata, quien está presa, ante el veredicto. Sólo dijo que ella está preocupada por los familiares de las víctimas.

“Nunca ha dejado de pensar en las víctimas, en la gente preocupada por las familias que perdieron a sus niños”, dijo DeGeurin a un grupo de reporteros después de darse a conocer el veredicto. “No se trata sólo de ella. Se trata de mucho más que ella”.

Según la fiscalía, una sartén con aceite que Tata dejó sobre una hornilla fue la causante del incendio cuando ella estaba fuera del lugar. El fiscal adjunto de distrito del Condado de Harris, Steve Baldassano, indicó que investigadores de incendios hallaron un paquete con trozos de pollo cercano a la estufa.

Sin embargo, DeGeurin dijo el lunes a los miembros del jurado en sus argumentos finales que la hornilla estaba apagada y que es posible que un refrigerador recientemente reparado haya sido el causante del incendio debido a un dispositivo de seguridad que le quitaron.

La sentencia

Después del veredicto, el juicio pasa ahora la fase de sentencia.

Los fiscales, que tratarán de convencer al jurado de que Tata debe ser condenada a cadena perpetua, informaron que ella había ocasionado dos incendios en la escuela preparatoria Taylor, en Katy, cuando era estudiante como represalia por haber sido castigada.

Una autoridad escolar, que estaba en esa escuela en 2002, dijo que había suspendido a Tata por 20 días por mala conducta, como insultar a un maestro. Pero en vez de reportar ante al profesor que supervisaba su medida disciplinaria en la escuela, ella incendió los dispensadores de toallas en dos baños.

“Era mala”, dijo en corte Robert Danny Gex. “Era una persona mala”.

DeGeurin indicó, sin embargo, que hacía 10 años que Gex no veía a Tata porque ella se trasladó de esa escuela un año después. El abogado defensor alegó varias veces que los dos casos de incendios juveniles no debieron presentarse ante el jurado.

DeGeurin piensa llamar a la madre, hermana y hermano de Tata para que testifiquen durante la fase de sentencia, un período que podría durar otras dos semanas.

Los miembros del jurado dispondrán de una amplia gama de castigos que van desde cinco años de cárcel hasta cadena perpetua después de condenarla por homicidio. Ese cargo indica que Tata cometió un delito que resultó en muerte. El jurado no tuvo que decidir el tipo de delito cometido, sólo si ella era culpable de homicidio.

Demora

El veredicto experimentó una demora en la mañana del martes, ya que el jurado había presentado un veredicto con opciones múltiples en un documento de 22 páginas, donde tenían varias posibilidades a considerar, incluidos delitos menores que habrían limitado la sentencia de Tata a dos años de cárcel.

Sin embargo, el juez estatal de distrito Marc Brown les indicó que volvieran a la sala de deliberación para que regresaran con una sola opción.

Debido al fallo final y al inusual cargo, el jurado podría haber escogido inicialmente el delito de asesinato no premeditado y otros delitos subyacentes que los integrantes pensaban que Tata podría haber cometido.

brian.rogers@chron.com