Quantcast
1:16 a.m., 7/28/2014 | 82°

México se aferra al Azteca para hexagonal final de CONCACAF


GERMÁN FERNÁNDEZ-MOORES | 11/8/2012, 11:17 a.m.
México se aferra al Azteca para hexagonal final de CONCACAF
Javier Hernández (izq.) y el arquero Tim Howard durante el triunfo de Estados Unidos sobre México en el estadio Azteca el miércoles 15 de agosto de 2012. | ROBERTO MAYA

HOUSTON - La selección mexicana de fútbol jugará en el estadio Azteca todos los partidos que le restan de local en la eliminatoria mundialista para Brasil 2014, incluyendo el de su debut frente a Jamaica en el hexagonal final de la región que dará tres boletos para el torneo.

A pesar de que las sedes de los partidos en cada país aún no se han definido, en el sorteo efectuado la noche del miércoles en Miami Beach, Florida, el presidente de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF), Justino Compeán, anticipó que el Tri utilizará el enorme estadio de la capital mexicana, a diferencia de la fase de grupos previa en la cual, además del Azteca, cambió de sede.

“Definitivamente vamos a jugar todos los partidos en el Azteca, vamos a sacar un abono para los aficionados”, dijo Compeán a periodistas en el marco de la ceremonia del sorteo. “El estadio Azteca es el jugador número 12, queremos todo el apoyo de la afición”.

Compeán hacía así referencia a la gran capacidad del llamado Coloso de Santa Úrsula, sede de dos Copas del Mundo en 1970 y 1986 y además ubicado a más de 2,200 metros sobre el nivel del mar, algo que añadido a la contaminación del Distrito Federal hace muy difícil la adaptación a los futbolistas que no están acostumbrados a jugar a semejante altura sin una preparación adecuada.

De esa forma, el equipo dirigido por José Manuel Chepo de la Torre piensa aprovechar al máximo su condición de local en la cual debutará en el hexagonal frente a los jamaiquinos el 6 de febrero, jornada en la cual Estados Unidos tendrá una peligrosa visita a Honduras y en la que Panamá recibirá a Costa Rica en los otros dos partidos.

Compeán también anticipó un año con muchos compromisos para el Tri ya que en 2013, además de las eliminatorias mundialistas, tendrá que presentarse en la Copa Confederaciones de Brasil, como actual campeón de la región, y en la Copa de Oro de la CONCACAD a disputarse en Estados Unidos.

Agenda cargada

La Copa Confederaciones, para la cual fue confirmada el jueves la sede de Recife, entre otras anunciadas originalmente, se jugará del 15 al 30 de junio, mientras que la Copa de Oro se jugará entre el 7 y el 28 de julio.

Por ese motivo, como la jornada del 18 de junio del hexagonal coincide con el torneo en Brasil, México, que va en busca de su sexta clasificación consecutiva a Mundiales, solicitó adelantar su partido de visitante en Jamaica para el 4 de ese mismo mes, algo que ajustaría un poco su calendario, más teniendo en cuenta que debe viajar a la isla caribeña.

Mientras tanto, las fechas del clásico de la región entre México y Estados Unidos quedaron fijadas para el 26 de marzo en el Azteca y el 10 de septiembre en una ciudad de Estados Unidos aún a confirmar por la federación de este país.

Según el sorteo del miércoles, Estados Unidos, que va en busca de una séptima clasificación consecutiva a Mundiales desde su participación en Italia 90, jugará en condición de visitante sus cuatro primeros partidos, algo que podría complicar su arranque aunque al mismo tiempo podría beneficiarlo en la recta final en busca de un boleto cuando se presente más seguido en casa.

Su debut luce muy complicado en Honduras, el equipo del Dynamo Boniek García que tratará de repetir la hazaña de la clasificación conseguida para la pasada Copa Mundial de Sudáfrica en 2010 y la tercera participación en la historia del fútbol catracho.

Costa Rica, ausente en Sudáfrica 2010, buscará regresar a los Mundiales con una cuarta clasificación en su historial mientras que Jamaica irá por la segunda tras su histórica participación en Francia 1998. Panamá es el único de los seis que no ha estado en un Mundial.

El hexagonal culminará el 15 de octubre, cuando Costa Rica reciba a México en San José, Jamaica a Honduras en Kingston y Panamá haga lo propio con Estados Unidos.

Los tres primeros del hexagonal clasificarán en forma directa para jugar el Mundial de Brasil, mientras que el que quede en el cuarto lugar tendrá que disputar un repechaje contra la selección que quede primera en la región de Oceanía, que posiblemente sean los All Whites de Nueva Zelandia, de acuerdo a los antecedentes y tomando en cuenta que Australia se pasó en la eliminatoria anterior a la zona de Asia.