Quantcast
12:43 a.m., 4/25/2014 | 71°

Juez rechaza petición de Planned Parenthood para permanecer en programa de salud femenina

PEGGY FIKAC | 12/31/2012, 1:57 p.m.
Juez rechaza petición de Planned Parenthood para permanecer en programa de salud femenina
El exterior de la sede de Planificación de la Familia en Houston. | Michael Paulsen

AUSTIN — Un juez rechazó el lunes la petición de Planned Parenthood de una orden de restricción temporal para permanecer en el Programa de Salud Femenina de Texas, según una portavoz de la oficina del fiscal general estatal.

Planned Parenthood había solicitado ese recurso para, al menos de manera temporal, seguir proporcionando servicios de anti-concepción y análisis para detectar cáncer a mujeres de bajos ingresos. De haber recibido la aprobación de la solicitud, Planned Parenthood habría podido obtener reembolsos a través del programa mientras espera otra audiencia en corte prevista para enero.

“Es sorprendente que una vez más funcionarios de Texas permitan que la política ponga en riesgo el acceso de mujeres a la atención médica. Este caso no es sobre Planned Parenthood, es sobre mujeres como Marcy Balquinta que depende de nosotros para recibir cuidados básicos y preventivos”, expresó Melany A. Linton, presidente y directora ejecutiva de Planned Parenthood Gulf Coast.

“Independientemente de lo que ocurrió en la corte, Planned Parenthood estará aquí para nuestros pacientes. Nuestras puertas siguen abiertas hoy y siempre para las mujeres necesitadas de Texas”, agregó Linton. “Sólo quisiéramos que los políticos de Texas estuvieran comprometidos con las mujeres texanas, su salud y su bienestar”.

Balquinta, de McAllen, es parte de una demanda.

El Programa de Salud Femenina había recibido el grueso de los fondos federales, pero el estado tiene previsto asumir el martes la responsabilidad financiera.

Eso se debe a que el estado ha decidido excluir a las clínicas de Planned Parenthood del programa debido a sus vínculos con proveedores de abortos. El gobierno federal ha indicado que sus reglas no permitirán la prohibición.

El gobierno federal ha cubierto el 90 por ciento del costo anual del programa que es de casi 40 millones de dólares.

Lauren Bean, portavoz del fiscal general de Texas Greg Abbott, expresó en un comunicado: “Nos sentimos satisfechos porque el tribunal rechazó el último intento de Planned Parenthood para evadir las leyes estatales. La oficina del fiscal general de Texas seguirá defendiendo la decisión de la Legislatura de Texas de prohibir que los proveedores de abortos y sus afiliados reciban dinero de los contribuyentes a través del Programa de Salud Femenina”.

El juez Gary Harger, que escuchó la petición de Planned Parenthood, tenía previsto anunciar su decisión en la tarde del lunes.