Quantcast
6:34 p.m., 8/22/2014 | 93°

Empresa de Houston convierte desechos en energía


ZAIN SHAUK | 12/31/2012, 11:19 a.m.
Empresa de Houston convierte desechos en energía
Benjamin Utley barre botellas de plástico en las instalaciones de residuos de reciclaje el martes, 18 de diciembre 2012, en Houston. | Brett Coomer

HOUSTON - Una nueva planta procesadora en Oregón podría ayudar a transformar a la industria de desechos con una novedosa tecnología que convierte ciertos tipos de basura en petróleo.

La planta, que comenzará a operar en las próximas semanas, convertirá desechos plásticos en petróleo que luego se podrá vender en el mercado de crudos.

La empresa Waste Management, con sede en Houston, es la propietaria de esta planta piloto y considera que su tecnología es el último avance para convertir desechos en energía.

Waste Management lleva décadas extrayendo energía de la basura. Cientos de sus plantas industriales en el país queman gas metano derivado de sus vertederos. La empresa tiene 131 proyectos en curso para convertir desechos en energía, así como 17 plantas de incineración de basura y otros planes que generaron 2011 suficiente electricidad para dar suministro a 1.17 millones de hogares.

El propósito de la empresa es crear nuevos productos energéticos a partir de los desechos y tal vez en un futuro eliminar totalmente la necesidad de echar basura en los vertederos, según dijo el director ejecutivo de Waste Management, David Steiner.

La empresa también invierte en este tipo de tecnología para sustituir al carbón con gránulos compuestos por desechos y transformar la basura en etanol.

La inversión no es muy grande para esta empresa de 44,300 empleados que obtiene ingresos anuales de más de 13,000 millones de dólares, principalmente de la recolección de basura.

Sin embargo, Steiner dijo que las inversión es necesaria en momentos en que los consumidores están cambiando su forma de pensar con respecto a la basura y los vertederos.

Steiner indicó que se inspiró hace cinco años después de ver un comercial en televisión sobre un auto que al parecer había sido construido sin necesidad de echar desechos en los vertederos. Independiente de si lo dicho por el anuncio era cierto o no, eso llevó a Steiner a pensar lo que significaría para su empresa un futuro sin vertederos, en especial si la compañía no se adaptaba a la situación.

“Podríamos decir que se trata de una gran amenaza, así que es mejor luchar contra ella. Debemos decir que no, que están equivocados, pues la ausencia total de vertederos es algo negativo”, afirmó Steiner. “O podemos mirarlo como una oportunidad”.

La empresa consideró que podría ganar hasta 15,000 millones de dólares al año si pudiera separar eficazmente y vender los casi 100 millones de toneladas de basura que recopila cada año.

Eso ha sido virtualmente imposible porque la mayor parte de la basura está demasiado mezclada o muy contaminada para ser rescatada, pero eso no es un gran inconveniente a la hora de convertirla en energía.

La tecnología

La empresa no quiso dar detalles sobre sus inversiones en alrededor de 30 compañías nuevas dedicadas a tecnologías avanzadas para convertir desechos y reciclaje.

Waste Management había dicho anteriormente que la cantidad suele ir de 5 a 10 millones de dólares por proyecto. La empresa posee una minoría de acciones en la mayor parte de las compañías nuevas, pero tiene los derechos de algunos procesos.