Quantcast
1:37 a.m., 11/26/2014 | 49°

Academia de los Astros en la República Dominicana da sus frutos


Reportaje especial: Astros en Latinoamérica

Brian T. Smith | 12/30/2012, 6 a.m.
Academia de los Astros en la República Dominicana da sus frutos
Jóvenes dominicanos se enfrentan durante un juego de exhibición en la Academia de los Astros en Guerra, Santo Domingo. | Fotos de Brian T. Smith

SANTO DOMINGO, REP. DOMINICANA — Durante una fiesta auspiciada por los Astros, un grupo con algunos de los nombres más famosos del béisbol en la República Dominicana entró en un pequeño salón, donde pidieron que se hiciera silencio. La música dejó de sonar y el director general de los Astros, Jeff Luhnow, tomó un micrófono, miró a la gente y empezó a hablar en español.

De inmediato, Luhnow se hizo dueño de la situación. Agentes y entrenadores, que minutos antes la estaba pasando bien mientras conversaban con talentosos jugadores dominicanos, se dedicaron a acuchar en silencio el discurso.

Luhnow hizo referencia al segunda base de los Astros, José Altuve, quien estuvo en el Juego de las Estrellas de las Grandes Ligas en 2012. El venezolano de 22 años y oriundo de Maracay, fue contratado en 2007 como agente libre internacional aficionado. También mencionó a otros jugadores de los Astros de origen latinoamericano, jóvenes que ayudaron a reconstruir el equipo, un talento crucial y asequible para una organización de gran mercado en busca de mejoras a corto plazo y éxito a largo plazo.

“Todos tenemos los mismos objetivos”, dijo. “Estamos juntos en esto. Ustedes quieren ganar en su mundo. Nosotros queremos ganar en el nuestro. Si trabajamos como uno, triunfaremos todos”.

El discurso terminó. Luhnow dejó el micrófono y pidió que siguiera la música. Agentes y entrenadores volvieron a la marcha.

Audacia

De todas las medidas que Luhnow ha tomado el año pasado, de reconstrucción constante y reorganización, este discurso en la República Dominicana podría convertirse en una de sus acciones más audaces.

“La relación fue tensa en el pasado. Esta fue una oportunidad para mí de expresar desde nuestra perspectiva que apreciamos lo que ellos están haciendo, queremos trabajar en colaboración con ellos”, dice Luhnow. “Sí, al final siempre uno termina con arduas negociaciones (...),pero eso no significa que no estamos en lo mismo: contratar jugadores y hacer que tengan éxito en las Grandes Ligas”.

Luhnow estuvo totalmente inmerso en el béisbol durante su reciente visita a la República Dominica. Junto al director general adjunto David Stearns y el director internacional Oz Ocampo, estuvo en la academia de instrucción de los Astros en ese país caribeño, donde los tres hombres vieron dos partidos y conversaron con todos, desde el cazatalentos Marc Russo hasta el lanzador José Cisneros, y discutieron diversos asuntos, desde el canje de cierre de temporada entre Tampa Bay y Kansas City hasta las mejores historias de búsqueda de talentos en la República Dominicana.

Pero principalmente se dedicaron a evaluar a los jóvenes. En el primer partido estuvo el equipo dominicano de la academia de los Astros contra un grupo de posibles jugadores de las Grandes Ligas. En el segundo juego el dinero cobró gran importancia: 18 jugadores amateurs que pueden ser contratados el 2 de julio se reunieron en la academia privada de los Astros en busca de un gran salario de ser contratados.

“Es un gran mercado para ser agresivo. Todo lo que hay que hacer es observar un club importante de las Grandes Ligas, para nadie es un secreto que ahí es donde puedes conseguir jugadores”, dice Rudy Santín, agente en Santo Domingo que anteriormente trabajó para los Yankees de Nueva York. “Que el manager general (de los Astros) y su personal estén aquí demuestra la seriedad (de la franquicia de Houston) acerca de lo que este país significa para ellos”.