Quantcast
3:16 p.m., 9/22/2014 | 92°

Los aumentos de impuestos ya están aquí


STEPHEN OHLEMACHER / AP | 12/28/2012, 10:53 a.m.
Los aumentos de impuestos ya están aquí

WASHINGTON, D.C. — Aunque gran parte de Washington se consume en el debate sobre los aumentos de impuestos que entrarían en vigor el año que viene, un gran incremento fiscal ya ha ocurrido este año para millones de familias y empresas.

Más de 70 exenciones fiscales para individuos y empresas caducaron a finales de 2011. Si el Congreso no las extiende de forma retroactiva hasta el comienzo de este año, una familia típica de clase media podría experimentar un aumento fiscal de 4,000 dólares cuando presente su declaración de ingresos de 2012, según un análisis de la empresa H&R Block, que se dedica a la preparación de formularios de ingresos anuales.

Al mismo tiempo, las empresas podrían perder docenas de beneficios fiscales que han disfrutado por años, incluidos créditos generosos por invertir en investigaciones y desarrollo, así como amortizaciones para restaurantes y comercios minoristas que se ampliaron o modernizaron, y exenciones fiscales para compañías financieras con filiales en el extranjero.

Legisladores de ambos partido políticos han dicho que esperan abordar el incremento de impuestos de este año como parte de un acuerdo para evitar el llamado “abismo fiscal” de incrementos automáticos y recortes de gastos previstos para 2013. Pero a medida que transcurren las conversaciones, las dos partes se muestra renuentes a negociar por separado los aumentos fiscales de 2012, porque eso disminuiría la presión para llegar a un acuerdo presupuestario más amplio.

Incluso si el Congreso actúa, los cambios de última hora en las leyes federales tributarias podrían dificultar que los contribuyentes calcularan sus impuestos para 2012.

“En realidad, esperamos que esta próxima temporada de impuestos sea una de las más desafiantes en la historia”, dijo Kathy Pickering, directora ejecutiva del Instituto de Impuestos en H&R Block. “Hay mucha confusión con lo que será impactado en las declaraciones de 2012”.

El mayor aumento fiscal que encaran los individuos este año es el impuesto mínimo alternativo (AMT, por sus siglas en inglés). Ese impuesto fue promulgado en 1969 para garantizar que las personas adineradas no pudieran aprovechar exenciones fiscales para evadir el pago de impuestos federales.

Sin embargo, el AMT nunca se ajustó al grado de inflación, por lo que el Congreso hace eso con frecuencia para impedir grandes aumentos fiscales entre millones de familias de clase media.

La última vez que el Congreso ajustó el AMT fue en 2010. Alrededor de cuatro millones de contribuyeron pagaron dicho impuesto en 2011. Sin un nuevo ajuste en el año fiscal 2012, el AMT podría implicar 28 millones de dólares adicionales para los contribuyentes, lo que incrementaría su carga impositiva a un promedio de 3,700 dólares.

El impuesto afectaría a individuos que ganaran más de 33,750 dólares y a parejas que devenguen más de 45,000 dólares al año, según explicó el Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés).

Otras exenciones fiscales caducadas incluyen las deducciones por gastos en estudios universitarios, por impuestos estatales y locales sobre las ventas y una deducción de 250 dólares para los maestros que compran suministros escolares para sus aulas con su propio dinero. Las deducciones de impuestos sobre las ventas están dirigidas a contribuyentes de estados sin impuestos estatales: Alaska, Florida, Nevada, Nueva Hampshire, Dakota del Sur, Tennessee, Texas, Washington y Wyoming.