Quantcast
1:07 a.m., 12/22/2014 | 56°

Padres de Houston difieren en seguridad escolar


Mientras unos apoyan la idea de armar a administradores o maestros, otros temen que esto genere más violencia

Olivia P. Tallet | 12/26/2012, 1:25 p.m.
Padres de Houston difieren en seguridad escolar
Magali López lleva de la mano a su hija Mia de 2 años, tras recoger a su hijo Alfonso, de 4, de la escuela primaria Crockett, 
luego de la masacre en Connecticut. “Como madre crees que ellos (los hijos) están seguros en las escuelas, pero ya no”, dijo. | Foto de Mayra Beltrán

HOUSTON - La polémica en torno a las armas que ha surgido tras la reciente masacre en una escuela primaria de Connecticut también ha dividido a los padres latinos de Houston entre quienes apoyan que administradores o maestros tengan armas en las escuelas, y los que creen que esto empeoraría la seguridad de los estudiantes en lugar de mejorarla.

La discusión se ha acrecentado por las declaraciones a favor de armar a las escuelas hechas por líderes texanos como el gobernador Rick Perry u organizaciones nacionales como la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), la más influyente a favor del derecho a portar y usar armas.

El asesinato de 20 niños y 6 adultos a manos de un joven armado de 20 años ocurrido en la escuela Sandy Hook en Newtown, Connecticut el 14 de diciembre no sólo conmocionó al país, sino que despertó un enconado debate que, entre otros puntos, trata de definir qué soluciones tienen las escuelas para evitar que tragedias como la mencionada vuelvan a suceder.

Varios líderes de Texas, como Perry y el comisionado de Energía y Minas Jerry Patterson han dicho que una solución sería permitir que maestros o personal de las escuelas tengan a su alcance armas de fuego.

“Eso es absurdo”, afirma Amador Martínez, padre de tres hijos que asisten a escuelas del Distrito Escolar Independiente de Houston (HISD, por sus siglas en inglés).

Este tipo de iniciativas, dice, “van en dirección contraria a lo que deberíamos estar haciendo, que es minimizar el armamento. Estas ideas lo que hacen es promover más violencia”.

Martínez apunta que “no se debe perder de vista que (con estas iniciativas) la NRA lo que quiere es seguir promoviendo la venta y el consumo de armas. La NRA ganaría más dinero entrenando a los maestros y vendiéndoles las armas”.

El padre se refiere a la iniciativa anunciada por el vicepresidente de la NRA, Wayne LaPierre, que propone la creación de un “Programa Modelo de Protección Nacional para las Escuelas”.

LaPierre expresó en conferencia de prensa la semana pasada que la NRA está dispuesta a financiar dicho programa por medio del cual entrenarían a guardias escolares para que cada escuela del país tenga personal armado.

photo

Foto de AFP / Getty Images

El vicepresidente de la NRA, Wayne LaPierre, sale de la conferencia de prensa el viernes 21 de diciembre en la que anunció una propuesta para 
entrenar y armar personal en todas las escuelas del país.

Un tipo bueno, armado

“Lo único que detiene a un tipo malo con una pistola es un tipo bueno con una pistola”, expresó LaPierre.

Algunos padres, como Rudy Reyes, quien tiene dos hijos en la escuela primaria Kolter del HISD, quisieran la mayor seguridad para sus hijos aunque ello implique introducir armas en los recintos escolares.

“Las escuelas deberían tener una o dos personas designadas para poseer armas de fuego por si ocurriera una emergencia. No tiene que ser el director, sino personas dispuestas a seguir un entrenamiento para manejar el arma”, afirma Reyes.

Agrega que “no creo que los maestros deban tener armas en sus cuerpos, pero sí disponibles para la eventualidad de que suceda algo como en Sandy Hook.

Por su parte, Brenda Sánchez, madre de cuatro hijos, dos en la escuela Preparatoria YES y dos en planteles del HISD, se opone a que los maestros carguen armas de ningún tipo.