Quantcast
11:13 p.m., 10/24/2014 | 61°

Ministro sirio sale de hospital; general deserta


BASSEM MROUE / AP | 12/26/2012, 12:05 p.m.
Ministro sirio sale de hospital; general deserta
En esta imagen tomada de la cadena televisiva Al Arabiya, el 25 de diciembre de 2012, aparece el general Abdul Azuz Jassem al-Shalal, quien señaló que se unía a "la revolución del pueblo" en Siria. | AP Foto/Al Arabiya via AP video

Beirut, Líbano - El ministro sirio del interior, herido durante un ataque con explosivos en Damasco, volvió el miércoles a su nación en un jet privado luego de recibir atención en Beirut, pese a que algunos grupos en Líbano exigían que se le juzgara por actos cometidos por Siria en el país, informaron funcionarios aeroportuarios.

La salida de Mohamed al-Shaar coincidió con la deserción del comandante de la policía militar siria.

Funcionarios en el Aeropuerto Internacional Rafik Hariri, de Beirut, dijeron que al-Shaar abandonó la capital libanesa y voló a Damasco. Hablaron a condición de permanecer en el anonimato, en cumplimiento con la regulación de su dependencia.

Al-Shaar resultó lesionado el 12 de diciembre, cuando un dinamitero suicida detonó un vehículo frente al Ministerio del Interior, en un atentado que dejó cinco muertos y varios heridos, incluido el ministro.

El gobierno sirio negó al comienzo que al-Shaar hubiera sufrido lesiones. Luego, trascendió que el funcionario había sido trasladado a un hospital de Beirut, la semana anterior, para recibir tratamiento. El mismo ministro resultó herido el 18 de junio, cuando una bomba estalló durante un encuentro en Damasco, matando a cuatro prominentes funcionarios.

Se desconocía si al-Shaar completó su tratamiento o si se marchó debido a presiones políticas. Los libaneses están profundamente divididos sobre el tema de la crisis en Siria.

Los dos países vecinos tienen una larga historia de desencuentros.

Las fuerzas sirias incursionaron en Líbano en 1976, luego que el país fue arrasado por una guerra civil entre milicias cristianas y musulmanas. Durante los casi 30 años posteriores Líbano vivió bajo el dominio político y militar sirio.

El control comenzó a relajarse en 2005, cuando el ex primer ministro Rafik Hariri fue asesinado en Beirut. Muchos grupos involucraron a Siria con el crimen. Aunque Damasco lo negó, las fuerzas sirias se vieron obligadas a retirarse de Líbano.

Aun así, Damasco ha retenido influencia y poder en Líbano.

En la década de 1980, al-Shaar era un prominente funcionario de inteligencia en el norte de Líbano cuando las fuerzas sirias tomaron la ciudad portuaria de Trípoli y aplastaron al Movimiento de Unificación Islámica. Cientos de personas perecieron en las batallas libradas en 1986 y, desde entonces, muchos habitantes en el norte de Líbano se han referido a al-Shaar como el "Carnicero de Trípoli".

Poco después de que llegó a Beirut para recibir atención, la semana pasada, varios políticos antisirios, incluidos los legisladores Jamal Jarrá y Mohamed Kabara, exigieron el arresto de al-Shaar. Esta semana, el abogado libanés Tarek Shandab presentó una queja ante la fiscalía nacional, en la que acusó a al-Shaar de "genocidio y limpieza étnica" en Trípoli.

En tanto, el general que encabeza la policía militar siria desertó y se unió al levantamiento contra el régimen del presidente Bashar Assad. Se trata de una de las principales renuncias de un funcionario durante el levantamiento de 21 meses contra el régimen.

El general Abdul-Aziz Jasem al-Shalal apareció el martes en un video difundido por el canal televisivo Al-Aarabiya, y dijo que se uniría a "la revolución del pueblo".

La deserción ocurre en un momento en que se acumula la presión sobre el régimen. Varias bases del gobierno han caído en manos de los rebeldes durante ataques cerca de Damasco y en otras zonas del país.

El miércoles, el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, informó que los ataques del gobierno en la provincia nororiental de Raka mataron al menos a 20 personas, incluidas mujeres y niños.

Decenas de generales han desertado desde marzo de 2011, cuando comenzó la crisis siria. En julio, el general de brigada Manaf Tlass fue el primer miembro del primer círculo de Assad en romper con él y unirse a la oposición.