Quantcast
9:59 p.m., 4/24/2014 | 76°

Leonardo y Ángela, la nueva generación de los Aguilar

Los hijos del cantante Pepe Aguilar, y nietos de Antonio Aguilar, lanzan su primer disco de música ranchera

David Dorantes | 12/26/2012, 10:42 a.m.
Leonardo y Ángela, la nueva generación de los Aguilar
Leonardo y Ángela Aguilar, los descendientes de una dinastía musical. | Cortesía de la Familia Aguilar.

HOUSTON- Llevar el apellido Aguilar en la música ranchera mexicana significa llevar un nombre de peso, el que comenzó el cantante Antonio Aguilar hace más de 50 años.

La tercera generación de esa dinastía ya está aquí: Leonardo y Ángela Aguilar lanzaron el pasado 18 de diciembre su primer disco, Nueva Tradición.

“Desde más chiquitos nos encanta... el género de la música mexicana y se me hace muy importante que haya más cantantes de música mexicana”, asegura Leonardo Aguilar, de 13 años, en una entrevista telefónica junto con su hermana Ángela, de 8 años.

Ambos residen en Los Ángeles al lado de su padre, Pepe Aguilar, quien es también el productor del disco. Él es, a su vez, hijo del fallecido Antonio Aguilar y de Flor Silvestre, otra famosa cantante del género ranchero de los años 50 y 60.

En Nueva Tradición, Leonardo y Ángela presentan ocho canciones que cada uno canta de manera solista alternándose en el orden.

Bravíos

Leonardo canta los temas más bravíos, de música de banda y norteños, como Linda chiquilla, Tu rey león, Palomita aventura y el tema en el que luce mucho más su voz aún en desarrollo, Del otro lado del portón. La canción, en la que Leonardo hace gala de una gran técnica vocal, es del emblemático compositor méxico-estadounidense de Texas Freddie Martínez y fue dada a conocer hace varios años por el acordeonista mexicano Ramón Ayala.

Ángela Aguilar, con una voz chispeante y coqueta, canta temas jocosos como La chancla, Te traigo estas flores, La pizpireta y, saliéndose del tono ranchero del disco, el rock and roll ¡Qué suerte! que diera a conocer en los años 60 el cantante argentino Palito Ortega.

Leonardo, quien cuando habla lo hace con seguridad, dice que los dos hermanos han sido criados por sus papás compartiendo tiempo en México y Estados Unidos.

Como su abuelita

Ángela, siempre en un tono jovial que genera gran simpatía, asegura que como cantante se inspira en su abuelita Flor Silvestre y en su tía, la extraordinaria cantante de música de fusión Guadalupe Pineda.

“Me gusta cómo canta (su abuelita) porque sí se siente cómo canta... Si es una canción triste, no canta súper feliz”, comenta Ángela.

Leonardo, por su parte, dice que como cantante está buscando consolidar una identidad propia.

“Quiero tener mi estilo... que es una combinación de todo lo que he escuchado, mi abuelito, mi abuelita, mi papá. Pero no quiero imitar a una persona”, asegura.

Sobre la forma en la que fue seleccionado el repertorio de Nueva Tradición, Leonardo explica: “Elegimos las canciones que estuvieran más padres (lindas), más movidas, que eran apropiadas para mi edad. Elegimos muchísimas y después fuimos quitando temas hasta que nos quedamos con cuatro para el disco”.

Ángela dice que las canciones que más le gusta cantar de su disco son La chancla y ¡Qué suerte!“Digo que me gusta cantar La chancla porque puedo enseñar mi voz mucho y luego la de ¡Qué suerte! porque está divertida, está padre, está alegre” asegura Ángela.