Quantcast
7:40 p.m., 4/23/2014 | 78°

Chávez delega funciones administrativas en Maduro

FABIOLA SANCHEZ /AP | 12/26/2012, 5:15 p.m.
Chávez delega funciones administrativas en Maduro
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 8 de diciembre de 2012, difundida por el Palacio de Miraflores, el presidente venezolano Hugo Chávez habla acompañado por su vicepresidente Nicolás Maduro en el palacio presidencial en Caracas. Chávez, quien enfrenta un cuadro de salud complejo tras una operación a la que fue sometido en La Habana, delegó en Maduro algunas funciones administrativas para la emisión de créditos públicos, ajustes presupuestarios y expropiaciones, informó el gobierno el miércoles 26 de diciembre de 2012. | AP /Miraflores Press Office, Marcelo Garcia

CARACAS, VENEZUELA - El presidente Hugo Chávez, quien enfrenta un cuadro de salud complejo tras una operación a la que fue sometido en La Habana, delegó en el vicepresidente Nicolás Maduro algunas funciones administrativas para la emisión de créditos públicos, ajustes presupuestarios y expropiaciones, informó el miércoles el gobierno.

Chávez a través de un decreto presidencial acordó delegar en Maduro algunas funciones de manejo de presupuesto, emisiones de créditos públicos y cuentas de los ministros, según señala la Gaceta Oficial difundida en la jornada.

La decisión del mandatario se dio a conocer a escasos días de que Maduro informó al país que Chávez ya estaba caminando como parte del proceso de recuperación luego de la compleja operación de unas seis horas a la que fue sometido este mes.

En el decreto presidencial se prevé además que el vicepresidente y canciller podrá nombrar viceministros, presidentes y miembros de juntas directivas de organismos públicos, decretar expropiaciones, liquidar organismos, otorgar jubilaciones y exonerar de pago de impuestos a algunas actividades.

El decreto aunque es de fecha del 9 de diciembre entró en vigencia este miércoles luego de su publicación en la Gaceta Oficial.

El mandatario adoptó en julio del año pasado una decisión similar cuando delegó algunas funciones administrativas en el entonces vicepresidente Elías Jaua y el ministro de Planificación, Jorge Giordani, poco antes de viajar a la isla caribeña para iniciar un tratamiento de quimioterapia tras la detección del cáncer a mediados del 2011.

El gobernante delegó el 8 de diciembre el mando político del país en Maduro pocos días antes de someterse a una compleja operación en Cuba por la reaparición del cáncer en la región pélvica.

Maduro afirmó el miércoles, durante un acto en el estado occidental de Falcón, que Chávez, de 58 años, enfrenta "un cuadro de salud complejo, difícil", pero sostuvo que el gobernante tiene "una voluntad de vida gigantesca".

El vicepresidente y canciller rechazo las versiones de prensa que señalan que entre los voceros del gobierno hay contradicciones sobre estado de salud de Chávez, que permanece en La Habana, y dijo que el mandatario "está progresando poco a poco".

"Estamos informando una situación que va evolucionando lentamente", dijo Maduro al defender la política informativa del gobierno sobre el caso.

El vicepresidente anunció el pasado lunes que Chávez lo había llamado por teléfono desde La Habana para darle algunas instrucciones, y que le había informado que ya estaba caminando y haciendo ejercicios como parte del proceso de recuperación luego de ser operado hace dos semanas en Cuba por cuarta vez de cáncer.

Esa fue la primera vez que Maduro o cualquier alto funcionario venezolano en Caracas ha dicho que habló directamente con el mandatario desde la cirugía del 11 de diciembre.

Las autoridades venezolanas han proporcionado pocos detalles concretos sobre la condición de Chávez y no han ofrecido información sobre su diagnóstico a largo plazo.

Chávez se sometió a su cuarta operación relacionada con el cáncer en un año y medio, dos meses después de ganar la reelección para un mandato de seis años.

Los funcionarios venezolanos dicen que el mandatario se está recuperando a pesar de que fue atendido de una infección respiratoria al parecer debido a la cirugía.

En medio de la convalecencia del gobernante han surgido dudas sobre si podrá asistir el 10 de enero en la Asamblea Nacional a la toma de posesión para iniciar el cuarto período de seis años, tal como prevé la Constitución, que también contempla que si se da "cualquier motivo sobrevenido" que impida al mandatario electo juramentarse en el congreso, podrá hacerlo ante el Tribunal Supremo de Justicia.