Quantcast
7:51 p.m., 4/16/2014 | 62°

Legisladores de Texas intentarán modificar el sistema de responsabilidad escolar

MARIA LUISA CESAR | 12/25/2012, 6 a.m.
Legisladores de Texas intentarán modificar el sistema de responsabilidad escolar
La mano del niño marcando formulario de prueba estandarizada. | Eric Von Seggern

HOUSTON — Varios legisladores tienen planes de intentar una revisión del sistema de responsabilidad escolar de Texas en la próxima sesión legislativa con el propósito de disminuir la importancia que se les da a las pruebas estandarizadas.

Un montón de proyectos de ley podrían ser retirados de los requerimientos para lo que muchos califican como un sistema deteriorado. Algunos críticos han manifestado que no aceptarán ajustes menores y están preparando estrategias para un sistema totalmente nuevo.

Las propuestas se producen en medio de críticas crecientes de padres y maestros sobre el nuevo examen estandarizado en el estado, llamado State of Texas Assessment of Academic Readiness (STAAR), que tiene menos de un año de haber comenzado.

Incluso una coalición de líderes empresariales, que a principios del año escolar pidieron a legisladores que mantengan el sistema actual de responsabilidad escolar, han suavizado sus posturas.

Bill Hammond, presidente y director ejecutivo de la Asociación de Empresas de Texas, dijo la semana pasada que apoya la disminución de la cantidad de exámenes que se exigen a los estudiantes de preparatoria a final de curso.

Las peticiones de cambio pueden estar más relacionadas con quienes están hablando sobre eso, según Patricia López, del Centro de Política de Educación en la Universidad de Texas en Austin.

Grupos de activistas han señalado durante mucho tiempo que los exámenes estandarizados perjudican de manera desproporcionada a los estudiantes pobres y de las minorías, pero las reacciones han aumentado y este asunto ha recibido mucha cobertura de los medios porque algunos aspectos del STAAR “son muy personales” con otras comunidades, según López.

Los requisitos de STAAR afectan los planes de graduación de preparatoria y la clasificación estudiantil de una forma que su homólogo anterior, el examen Texas Assessment of Knowledge and Skills (TAKS), nunca lo hizo, ya que afecta directamente a estudiantes y padres de una zona de mejor posición económica, indicó López.

Llamado de alerta

“Eso alertó a la gente”, dijo Suzanne Marchman, portavoz de la Asociación de Directores de Escuelas en Texas.

“Cuando te pones a pensar en nuestro antiguo sistema, todo se centraba en aprobarlo y en realidad los únicos chicos que se preocupaban con eso era los que confrontaban dificultades”, dijo Arlene Williams, superintendente adjunta de instrucción y programas académicos del distrito escolar independiente de San Antonio.

Con el STAAR, incluso estudiantes con buen rendimiento académico podían afectar a la escuela negativamente.

El comisionado de educación Michael Williams anunció el mes pasado que iba a suspender, por segundo año académico consecutivo, un requisito de STAAR que indicaban que los resultados en dicho examen tuvieran un peso del 15 por ciento en las calificaciones generales de los estudiantes de la enseñanza preparatoria.

La Asociación de Directores de Escuelas en Texas quiere rechazar el requerimiento del 15 por ciento y reajustar la cantidad de exámenes que los estudiantes tienen que tomar para graduarse, ambos aspectos se encuentra en los proyectos de ley presentados.

Sin embargo, hasta que la sesión legislativa no se reanude y los dirigente de la comisión sean escogidos, muchos se preguntan cuáles proyectos de ley sobrevivirán.