Quantcast
12:09 a.m., 4/24/2014 | 70°

Matan a un policía de Houston en tiroteo

DALE LEZON y JAYME FRASER | 12/24/2012, 12:02 p.m.
Matan a un policía de Houston en tiroteo
Policías trabajan en la escena del asesinato de Jimmie Norman, un oficial de policía de Bellaire el lunes, 24 de diciembre 2012, en el suroeste de Houston. | Foto: Bellaire PD / HC

HOUSTON - Un policía de Bellaire y un transeúnte recibieron disparos fatales en la mañana del lunes cuando un conductor abrió fuego después de un accidente de tránsito en 5600 Bellaire, cerca de Alder, informaron autoridades.

Testigos dijeron que vieron al conductor de una camioneta blanca estacionar en el estacionamiento de una tienda Maaco después de haber chocado con otro vehículo. El policía lo siguió hasta el lugar.

Stephanie Pacheco, empleada de una tienda de piezas de automóviles en las cercanías, dio que vio al policía salir del auto patrullero para hablar con el conductor de la camioneta. Luego el agente abrió la puerta del vehículo para que el individuo saliera.

En ese momento, el conductor sacó una pistola y empezó a disparar, según Pacheco, que dijo haber visto cuando el policía cayó al suelo y después del sospechoso siguió disparando en los alrededores. El transeúnte que perdió la vida era el gerente de la tienda Maaco.

El agresor echó a correr después de los disparos. Otros agentes de la policía lo hirieron en el exterior de la tienda Just Brakes a poca distancia del lugar del fatal incidente, informaron autoridades.

El policía de Bellaire fue trasladado al Hospital General Ben Taub, donde lo declararon muerto. Su nombre no ha sido dado a conocer. Tampoco se sabe la identidad del agresor ni cuál es su situación.

El tiroteo comenzó a eso de las 8:50 a.m. del lunes, según el Departamento de Policía de Houston.

Pacheco dijo que el gerente de Maaco era un hombre agradable y pacífico a quien conocía desde hace dos años.

“Esto no tiene sentido, es absurdo y hay que detenerlo”, dijo Pacheco. “Estoy harta de ver gente morir, es muy triste. Será terrible para la familia del policía tener que visitarlo en el hospital y para los familiares del otro hombre, pues tendrán que enterrarlo”.

Chris Hokanson estaba desayunando con su hijo cuando oyó un ruido fuerte. Se asomaron a la ventana y vieron un auto Honda de color negro que había sido empujado hacia una esquina por una camioneta blanca y también estaba su auto estacionado en la calle. Detrás se encontraba el vehículo patrullero de la policía de Bellaire.

Un vecino dijo a Hokanson que la camioneta se había desviado como para bloquear al Honda, pero chocó y empujó su auto hacia la mitad del jardín de su casa con la parte delantera destruida.

Menos de un minuto después, Hokanson dijo que oyó entre ocho y 12 disparos. Luego se enteró por las noticias de que un policía y otra persona habían recibido disparos a unas pocas cuadras de su casa.

“Lo de mi auto no es lo peor que ocurrió hoy”, dijo Hokanson.