Quantcast
2:58 p.m., 8/21/2014 | 96°

Alegaciones de abuso de poder de Policía de Houston generan desconfianza entre latinos


Investigación - El caso de la familia Striever, cuyo padre enfrenta cargos tras un confuso episodio con policías, se une a la lista

Olivia P. Tallet | 12/23/2012, 6 a.m.
Alegaciones de abuso de poder de Policía de Houston generan desconfianza entre latinos
Mario Striever, acusado de ataque agravado con un arma blanca a un oficial de policía, junto con su esposa, Sandra, y dos de sus siete hijos, en su casa. | Foto de Olivia P. Tallet

Video 1

Video casero tomado con un teléfono por Sandra Striever del arresto de su esposo, Mario Striever, en su casa por los oficiales del Departamento de la Policía de Houston Richard A. Lemond y Carlos Benavides. Hacia el final del video el oficial Lemond muestra ante la cámara su mano derecha herida como resultado de haber roto los vidrios de la puerta trasera de la casa de Striever. Esto coincide con el reporte policial que especifica que Lemond se hirió la mano derecha al romper dicho cristal. El reporte policial también dice que el acusado Striever hirió el brazo izquierdo de Lemond con un cuchillo, pero en el video no se observa ningún daño en el brazo izquierdo del oficial.

Striever tiene un juicio con fecha pendiente para abril encausado de asalto agravado con arma blanca a un oficial, con base en las supuestas heridas que Striever habría propinado a Lemond en su brazo izquierdo, el cual no muestra daños en este video. En el brazo izquierdo del oficial se aprecia lo que parece ser un tatuaje.

Ver texto de la nota para más información sobre este caso.

Video casero tomado con un teléfono por Sandra Striever del arresto de su esposo, Mario Striever, en su casa por los oficiales del Departamento de la Policía de Houston Richard A. Lemond y Carlos Benavides. Hacia el final del video el oficial Lemond muestra ante la cámara su mano derecha herida como resultado de haber roto los vidrios de la puerta trasera de la casa de Striever. Esto coincide con el reporte policial que especifica que Lemond se hirió la mano derecha al romper dicho cristal. El reporte policial también dice que el acusado Striever hirió el brazo izquierdo de Lemond con un cuchillo, pero en el video no se observa ningún daño en el brazo izquierdo del oficial. Striever tiene un juicio con fecha pendiente para abril encausado de asalto agravado con arma blanca a un oficial, con base en las supuestas heridas que Striever habría propinado a Lemond en su brazo izquierdo, el cual no muestra daños en este video. En el brazo izquierdo del oficial se aprecia lo que parece ser un tatuaje. Ver texto de la nota para más información sobre este caso.

HOUSTON - “Parece haber un patrón en el HPD que ha causado que el Departamento de Justicia intervenga, y en Houston, como conocemos, hay una gran desconfianza sobre la policía entre algunas comunidades”.

Así resume Dotty Griffith, directora de Educación de la Unión de Libertades Civiles de EE.UU (ACLU, por sus siglas en inglés) en Houston, la falta de confianza de muchos latinos, particularmente inmigrantes, hacia el Departamento de Policía de Houston por su historial de supuestos abusos de autoridad, algunos de ellos investigados por la justicia federal.

El caso de Rufino Lara, un hispano que murió tiroteado por una oficial de policía este año, está incluido en esa lista, pero hay otros casos de supuesto abuso que no llegan a ser investigados y que tienen repercusiones en la relación entre los latinos y el HPD.

Uno de ellos es el de Mario Striever y su esposa, Sandra, ambos inmigrantes mexicanos naturalizados ciudadanos estadounidenses.

Striever enfrenta un cargo de ataque agravado con arma blanca a un oficial que podría costarle hasta cinco años en la cárcel, según su abogado, Antonio Benavides. tras un confuso episodio con dos oficiales del HPD sucedido el 23 de mayo pasado, en su vivienda.

Ese día, los oficiales Richard A. Lemond y Carlos Benavides (sin relación con el abogado), según el reporte policial, llamaron a la puerta de los Striever preguntando por el hijo mayor, Mario Jonathan Jr., al que iban a arrestar por impago de multas de tráfico por valor superior a 1,000 dólares.

Striever, que ya había recibido visitas de la policía en su casa por el mismo motivo, reiteró a los dos oficiales que su hijo no vivía allí pero, según cuenta, les invitó a entrar a la casa para que comprobaran que no mentía, mientras Sandra y los siete hijos, de 2 a 11 años, cenaban en la cocina.

Una vez dentro, los oficiales empezaron a cuestionarle los permisos de construcción para la expansión de la vivienda que él mismo está haciendo en la parte trasera, y tras pedir a su esposa que fuera a buscar los papeles para mostrarlos a los policías, objetó a los oficiales: “¿Ustedes vinieron aquí buscando a mi hijo, o son inspectores de vivienda?”, cuenta Striever, que es pintor y constructor de casas.

Según el méxico-estadounidense, durante la visita anterior de otro oficial éste le dijo que lo iba a detener si seguía escondiendo a su hijo.

Al ver la posibilidad de que efectivamente lo arrestaran por esas sospecha, salió corriendo porque: “me puse nervioso, y mis niños en la casa...”

photo

Foto congelada del video número 1: Mano derecha del oficial Richard A. Lemond, sangrando por herida como resultado de haber roto el cristal de la puerta trasera de la casa de la familia Striever.

En ese momento comenzó una persecución entre Striever y uno de los oficiales, Lemond, algo en lo que coinciden ambas versiones. El primero rodeó la vivienda para entrar por una puerta trasera. El agente rompió el vidrio de la misma y apuntó a Striever con una pistola, a lo que éste respondió levantando las manos y tirándose al suelo para ser esposado.

La versión del reporte policial dice que Striever estaba borracho y que actuó de forma irresponsable, y que Lemond, quien habría metido su brazo izquierdo entre la puerta y el marco para evitar que ésta se cerrara tras el acusado, vio que éste agarraba un cuchillo.

Also of interest