Quantcast
12:27 p.m., 4/19/2014 | 75°

Entrevista Exclusiva: LeBron James, el mejor de 2012

'El Rey' fue premiado como el Deportista del Año, revela su costado más intimo

Francisco Villalobos | 12/23/2012, 6 a.m.
Entrevista Exclusiva: LeBron James, el mejor de 2012
LeBron James fue reconocido como el Deportista del Año en Estados Unidos. | Pedro Portal / MCT

Cuando LeBron James ganó su primer título de la NBA a mediados de 2012 no sólo se consagró junto al Miami Heat sino que también se sacó de sus hombros un peso enorme.

James, elegido tres veces el Jugador Mas Valioso de la NBA y premiado en diciembre como el Deportista del Año por la revista Sports Illustrated, conversó en exclusiva con La Voz durante su última visita a Houston, cuando el Heat derrotó a los Rockets 113-110 en el Toyota Center, lugar al que regresará el 17 de febrero para participar en el Juego de las Estrellas.

Próximo a cumplir 28 años el 30 de diciembre, James revela su lado personal como hijo de una madre soltera, que dio a luz con sólo 16 años y lo crió en la pobreza.

¿Fue difícil cargar con el peso de la fama para llegar al título?

La verdad, sí. Fue como quitarme al mundo de encima. Fue hermoso levantar el trofeo y disfrutar lo que es ser campeón mundial. Uno puede ser el mejor jugador de la liga y tener las mejores estadísticas, pero nada se compara a ser campeón con tu equipo, con tu gente, con tu familia, callar a toda la gente que te ha criticado, demostrar que no eres un producto de la mercadotecnia.

¿Quién te sirvió de 
inspiración?

Mi mamá, que luchó siempre por nosotros, que trabajó muchas horas extras para que no nos faltara nada, que siempre creyó en mi y me impulsó para ser mejor. Ella es la mujer más maravillosa, el ser más maravilloso que haya conocido. Es mi heroína, mi ejemplo, a quien le dedico todo lo que hago, dentro y fuera de la cancha. Ella es mi motivación más grande. Aún cuando nos tuvimos que mudar muchas veces, ella siempre me daba aliento y seguridad. Ella fue quien me daba tranquilidad e ilusión.

¿Y de los jugadores?

Ver de niño cómo jugaban Michael Jordan, (Earvin) Magic Johnson y (Anfernee) Penny Hardaway, entro otros. También admiré mucho lo que hacían otros deportistas, en diferentes disciplinas. Deion Sanders y Emmitt Smith son deportistas que cambiaron sus respectivas posiciones o disciplinas, y yo los seguía mucho. Sus principios fueron similares a los míos. Ninguno de ellos era rico antes de ser profesionales en sus deportes. Muchos salieron de circunstancias como la mía, y eso me mostró que para salir de la pobreza tenía que hacerlo por medio de mi habilidad como deportista. Sabía que eso sería nuestro boleto para salir de la pobreza y eso me motivó mucho. Saber que se podía salir de las condiciones adversas si daba lo mejor de mí. Yo quería darle a mi mamá todo lo que se merecía, y la historia de esos deportistas me inspiró y me alentó a ser lo mejor que podía ser.

¿Piensas que la prensa y los aficionados te trataron injustamente?

La salida del lugar, del estado donde nací, sí fue difícil. Pero yo quería ser campeón y, por mucho que Cleveland y Ohio por siempre serán parte de mi corazón, sabía que el equipo (los Cavaliers) no tenía lo suficiente como para poder darnos una oportunidad realista de ser campeones. Yo solo no podía llevar al equipo a ganar la final, y lo intenté. La opción de Miami, para mí, fue la mejor. Con (Dwayne) Wade y (Chris) Bosh, además de Pat Riley en la presidencia del equipo, era una fórmula excelente, que si bien no cuajó en la primera temporada al año siguiente pudimos alcanzar los objetivos. Y al fin somos campeones de la NBA.

¿Cuántos títulos puedes llegar a ganar?

Creo que todo jugador tiene un número de campeonatos que sueña ganar y como profesional a uno le gustaría ganar cada temporada. Michael Jordan tiene seis anillos de campeón y Kobe Bryant tiene cinco. Estoy seguro que a ambos les encantaría tener uno o dos más. Sin embargo, yo no me preocupo ni por los números de anillos que ganaré ni de mi legado. Siento que estos dos factores se acomodan solos si me concentro en cada partido, en cada viaje y hago lo que me corresponde hacer. Al hacer eso, las cosas se darán solas.

¿Cómo está la NBA después de la huelga del año pasado?

La NBA es, por mucho, el mejor básquetbol del mundo. Dueños y jugadores tenemos una relación basada en la confianza y en el respeto de ambos por el juego. Nos necesitamos unos a otros. La NBA no podría funcionar sin sus dueños, ni sin sus jugadores. Hoy la liga tiene los mejores ratings en la televisión y siento que el nivel de juego se ha emparejado y por eso es más divertido.

Francisco Villalobos es un reportero independiente y reside en Houston. 
vreporter@hotmail.com