Quantcast
10:19 p.m., 8/27/2014 | 77°

Scarlett Johansson deja sensualidad en el teatro


MARK KENNEDY / AP | 12/20/2012, 5:29 p.m.
Scarlett Johansson deja sensualidad en el teatro
La actriz Scarlett Johansson protagonista de la puesta en escena de “Un gato sobre el tejado caliente” en Broadway posa para un retrato en Nueva York en una fotografía del 27 de noviembre de 2012. | Victoria Will / AP

NUEVA YORK - Para desgracia de muchos hombres, Scarlett Johansson no tendrá un papel sexy en Broadway.

La actriz de labios carnosos y curvas generosas, que la revista GQ nombró alguna vez 'Nena del año', está resuelta a ser una Maggie más natural en la reposición de la obra de Tennessee Williams 'Cat on a Hot Tin Roof' (La gata sobre el tejado de cinc) que se estrena el 17 de enero.

Es el mismo papel que Elizabeth Taylor encarnó con un camisón de satén y sus sucesoras- Anika Noni Rose, Ashley Judd y Kathleen Turner, entre otras- interpretaron con actuaciones de temperaturas muy subidas.

Pero Johansson cuenta cómo interpretó a la sensual felina del clásico de Williams de una manera en la que, parece, se describiría a ella misma.

"Creo que su sexualidad suele ser exagerada y sobrevalorada. Creo que es una de las partes menos importantes de la historia", dijo Johansson recientemente durante uno de sus ensayos.

"Surge de las circunstancias, claro, y en el escenario y las palabras, eso está ahí. No hay necesidad de vestirse así y rodar en una sábana de satén".

Si eso afectará la venta de boletos que así sea, dijo la estrella, cuatro veces nominada a los Globos de Oro, de 'Lost in Translation' ('Perdidos en Tokio') y 'The Avengers' ('Los vengadores'). Y agrega en tono de broma: "Siempre estará la fila de los boletos de descuento".

La nueva producción está encabezada por el director Rob Ashford y también tiene como protagonistas a Benjamin Walker como el esposo alcohólico e indiferente de Maggie, Ciaran Hinds como Big Daddy y Debra Monk como Big Mama.

"Es una obra muy hermosa, muy perfecta, creo", dijo Johansson quien lucía súper sensual a pesar de que tenía un pantalón oscuro y una camiseta rayada. "Si la obra fracasa es nuestra culpa".

Johansson llegó a la entrevista matutina ya cansada tras haber despertado muy temprano para estar en el programa "Today". "Si me tomo un café más explotaré a otra estratosfera", bromeó.

Johansson, de 28 años, ya ha demostrado que tiene aptitudes histriónicas suficientes para Broadway, y ganó un premio Tony a la mejor actriz en 2010 por su papel en "Panorama desde el puente" de Arthur Miller junto a Liev Schreiber.

Fue una victoria para su debut en el teatro que silenció a los críticos que se quejaban de las estrellas de cine con habilidades cuestionables, las cuales se presentaban en los teatros de Broadway, según ellos, sólo para vender boletos. Johansson insiste que no tenía nada que demostrar.

"Me alegra que el escenario siga abierto y que pueda caminar por él", dijo. "Estaba feliz de sobrevivir la temporada, de verdad. Pensaba que me iban a destruir en las críticas, sabía que había posibilidad de que pasara eso, pero no me parece mal".

La actriz tomó su nuevo papel considerando a Maggie como "una fuerza de la naturaleza" y lo adoptó "casi con una determinación divina". Ashford dijo que la actriz llegó a su primer ensayo con sus diálogos memorizados e impresionó a sus compañeros de elenco.

"Le encanta trabajar, le encanta trabajar con sus personajes", dijo. "Es una actriz, no es una estrella de cine, o una estrella de cine, es una actriz primera y así puede ser las dos cosas. Puede hacer ambas y lo ha demostrado".