Quantcast
1:25 a.m., 10/22/2014 | 65°

La tragedia reaviva el debate de las armas


La muerte de 20 niños en un tiroteo conmociona a todo el país

AGENCIAS | 12/19/2012, 3:08 p.m.
La tragedia reaviva el debate de las armas
Ryan Bartolotta, de 17 años, der, y Ray Massi, de 18, prenden velas apagadas por la lluvia en un altar improvisado en la calle en Sandy Hook, Newtown, Connecticut, en memoria de las 26 víctimas del tiroteo masivo en una escuela de esa localidad el viernes. | Julio Cortez/AP

WASHINGTON, D. C. — El asesinato de 20 niños de primer grado y de 6 adultos en una escuela primaria de Connecticut ha estremecido al país y encendido los llamados a analizar las leyes de control de armas y el tratamiento a las enfermedades mentales.

Aunque no se refirió directamente a estas leyes, el presidente Barack Obama prometió durante el discurso que pronunció el domingo en la población de 25,000 habitantes donde ocurrió la tragedia, Newtown, Connecticut, que usaría “el poder” de la presidencia para evitar más tragedias como ésta.

Un día después, la Casa Blanca aclaró que frenar la violencia con armas es un problema complejo que requerirá de una “solución amplia”, incluidas medidas de control de armas.

Sin embargo, el portavoz presidencial, Jay Carney, también señaló que esas medidas por sí solas no podrían detener los devastadores tiroteos como el ocurrido en la escuela Sandy Hook y añadió que el presidente apelará a los estadounidenses y a los legisladores sobre este tema en las próximas semanas. Sin embargo, no ofreció propuestas específicas o un calendario para ello.

En su discurso del domingo, Obama, quien recordó que su presidencia ya ha sido testigo de otros tres ataques masivos, aseguró que no hay “excusa para la inactividad” y dijo que los líderes de la nación no pueden permanecer de brazos cruzados. “Ninguna ley, ningún conjunto de leyes puede eliminar la maldad del mundo”, afirmó. “Pero eso no puede ser una excusa para la inactividad. Podemos hacer mucho más... No podemos aceptar que sucesos como éste se conviertan en rutina”.

La persona que cometió la matanza ha sido identificado como Adam Lanza, un joven de 20 años que antes de dirigirse a la escuela primaria, mató a su madre en su casa, disparándole cuatro veces a la cabeza. Las armas que portaba, un fusil semiautomático y dos pistolas semiautomáticas, estaban registradas a nombre de su madre, Nancy Lanza, quien según amigos suyos que declararon ante la televisión era una mujer divorciada, amigable y a quien le agradaban las armas y quien decía que las necesitaba como protección por vivir en un área algo alejada.

Lanza tenía múltiples cargadores de alta capacidad, de treinta balas cada uno, para el fusil semiautomático Bushmaster AR-15, que es la versión civil del fusil de asalto M-16, explicó el teniente Paul Vance, portavoz de la policía estatal de Connecticut. También tenía “múltiples” cargadores para las pistolas semiautomáticas, una de las cuales empleó para quitarse la vida.

Obama llegó a la ciudad en la noche del domingo para reunirse en privado con las familias de las víctimas y tratar de consolarlas. “Estoy muy consciente de que las meras palabras no pueden igualar la profundidad de su dolor, ni pueden curar sus corazones heridos”, dijo. “Sólo puedo esperar que les ayude saber que no están solos en su dolor”.

Cómo ocurrió

Lanza irrumpió en la escuela por una ventana que rompió y abrió fuego, dijeron las autoridades. En cuestión de minutos, mató a 20 niños y seis mujeres.