Quantcast
5:00 a.m., 4/23/2014 | 64°

Obama pide a la nación que actúe ante la tragedia de Newtown

THE NEW YORK TIMES | 12/17/2012, 4:36 p.m.
Obama pide a la nación que actúe ante la tragedia de Newtown
El presidente Barack Obama hace una pausa mientras habla durante una ceremonia en memoria de las víctimasde la escuela primaria Sandy Hook el 16 de diciembre de 2012 en Newtown, Connecticut. | MANDEL NGAN/AFP/Getty Images

Obama visita Newtown

NEWTON, EE.UU. - “Estas tragedias deben terminar”. Con esas palabras el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se comprometió a hacer todo lo posible para evitar actos de violencia como el que costó la vida a 26 personas, la mayoría niños, en Connecticut.

NEWTON, EE.UU. - “Estas tragedias deben terminar”. Con esas palabras el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se comprometió a hacer todo lo posible para evitar actos de violencia como el que costó la vida a 26 personas, la mayoría niños, en Connecticut.

El presidente Barack Obama ha prometido “utilizar todo el poder de su posición” para detener masacres como la de la escuela primaria en Newtown, un suceso que ha conmocionado al país y ha dado lugar a un nuevo esfuerzo por frenar la diseminación de armas mientras que el mandatario declaraba que no hay “excusa para la inactividad”.

En un discurso sorprendentemente firme durante un servicio fúnebre el domingo por las 27 víctimas del tiroteo, incluidos 20 niños, Obama expresó que el país no ha podido proteger a sus pequeños y que los líderes de la nación no pueden permanecer de brazos cruzados porque “las políticas son demasiado estrictas”. Aunque no especificó qué acciones propondría, el presidente elevó la expectativas de que realizará un sólido esfuerzo por detener la violencia asociada con las armas.

El discurso, una mezcla de tristeza y firmeza que el mandatario terminó de redactar a bordo del avión presidencial Air Force One, pareció prometer un cambio significativo en la dirección de un presidente que no hizo de las armas una prioridad durante sus primeros cuatro años de mandato. Después de los tres ataques masivos durante su presidencia, Obama ha renovado el llamado para una legislación sin ejercer mucha presión política. Sin embargo, el lenguaje decidido del domingo podría hacer más difícil que no te tomen medidas en estos momentos.

“Ninguna ley, ningún conjunto de leyes puede eliminar la maldad del mundo”, afirmó. “Pero eso no puede ser una excusa para la inactividad. Podemos hacer mucho más”.

“En las próximas semanas utilizaré cualquier poder que tenga esta posición para impedir más tragedias como esta”, agregó Obama. “¿Qué opciones tenemos? No podemos aceptar que sucesos como éste se conviertan en rutina. ¿Estamos realmente listos para declararnos indefensos ante semejante carnicería? ¿Son muy estrictas las regulaciones? ¿Estamos preparados para decir que esa violencia que ocurre a nuestros niños año tras año es de alguna manera el precio de nuestras libertades?”

“No podemos seguir tolerando esto. Estas tragedias tienen que acabar y para ponerles fin, nosotros tenemos que cambiar”, recalcó el mandatario.

Ceremonia interreligiosa

En una ceremonia interreligiosa, miembros del clero leyeron el Salmo 23, un canto hebreo y una oración musulmana. Matthew Crebbin, ministro de la Iglesia Congregacional de Newtown, dijo durante el servicio religioso: “Estos días oscuros en la vida de nuestra comunidad no serán las últimas palabras que escucharán de nosotros”.

Los chales y bufandas del clero dieron un toque formal a la audiencia de 1,700 personas, muchas vestidas con parcas, abrigos navideños o uniformes de los Boy Scouts. Algunos niños se abrazaban a perritos de peluche que efectivos de la Cruz Roja les repartieron.

Obama concluyó sus discurso de 19 minutos con una referencia bíblica y luego expresó que Newtown recuerda a Estados Unidos lo que realmente importa.

“Que los niños vengan a mí, dijo Jesús, no se lo impidáis”, comentó Obama. “Porque para ellos es el Reino de los Cielos”.

A continuación, Obama leyó lentamente el nombre de niños asesinados el viernes en la escuela primaria: "Charlotte, Daniel, Olivia, Josephine, Ana, Dillon, Madeleine, Catharine, Chase, Jesse, James, Grace, Emilie, Jack, Noah, Caroline, Jessica, Benjamin, Avielle, Allison..."

“Dios los ha llamado. Los que hemos quedado tenemos que hallar la fuerza para seguir adelante”, concluyó.