Quantcast
5:22 p.m., 4/23/2014 | 82°

Iglesias de Houston oran por las familias de víctimas de tiroteo en Connecticut

JAYME FRASER | 12/17/2012, 12:21 p.m.
Iglesias de Houston oran por las familias de víctimas de tiroteo en Connecticut
El reverendo Ed Young habla a los niños durante los servicios de la Segunda Iglesia Bautista, el domingo, 16 de diciembre 2012, en Houston. | James Nielsen

HOUSTON — Líderes religiosos de Houston reflexionaron sobre el tiroteo en una escuela primaria de Connecticut y oraron por las familias de las víctimas, además de recordar a los feligreses que los niños tienen un lugar especial en el mundo y deben ser protegidos.

“Tal vez nunca las veamos (a las familias de las víctimas), pero podemos ser parte de su vida mediante las oraciones”, dijo el domingo Victoria Osteen ante la congregación de la iglesia Lakewood.

Osteen oró para que las familias no sigan sufriendo sino que encuentren paz y esperanza para que “vuelvan a bailar, saltar y a regocijarse una vez más”.

El reverendo Ed Young, de la Segunda Iglesia Bautista, en el oeste de Houston, resumió en una pregunta lo que muchos feligreses se cuestionan en toda la nación: “¿Por qué ocurren cosas malas a la gente buen e inocente?”

Young atribuyó esta tragedia y otras similares a un mundo que se ha apartado de Dios, lo que da oportunidad a las fuerzas del mal a obrar en las almas de los seres humanos.

La celebración anual de las iglesias de ver la Navidad a través de los ojos de los niños adquirió un significado adicional para muchas personas mientras Young instaba a los chicos “traten a los demás como les gusta ser tratados”.

Con las luces apagadas, los niños sostenían velas eléctricas como símbolos del amor de Dios en la oscuridad.

“Tienen que iluminar a sus familias y a su vida”, afirmó Young.

En la Iglesia de la Catedral Cristiana, en el downtown de Houston, el reverendo James McGill dijo que el interés por proteger las libertades en vez de proteger el bien común debe invertirse. Asimismo, indicó que las normas públicas sobre armas y salud mental tienen que estar dictadas por la responsabilidad hacia la vida en una comunidad.

“Auto-limitarse es el significado de vivir en comunidad”, afirmó McGill.

Entre tanto, pastores de toda la ciudad instaban a orar por las familias de las víctimas.

Madelyn Damewood-Rose expresó que se sentía feliz porque Young había abordado la tragedia que todos tenían en mente, lo que abrió las vías para el debate comunitario.

“Esto ha afectado a todos de manera diferente, como ocurrió con el 11 de septiembre”, dijo Damewood-Rose.

Paul Bice, también miembros de la Segunda Iglesia Bautista, manifestó que aunque las oraciones son importantes, hay que hacer más para prevenir problemas como éste.

“Aunque los cristianos estén orando por las familias, no están sorprendidos con la maldad en el mundo”, concluyó Bice.