Quantcast
3:29 p.m., 10/24/2014 | 80°

Opinión: De la pasión al fanatismo en las canchas


Violencia en el fútbol

GERMÁN FERNÁNDEZ-MOORES | 12/14/2012, 6 a.m.
Opinión: De la pasión al fanatismo en las canchas
Niños del club SC Buitenboys arrojan rosas al automóvil que lleva el féretro con los restos de Richard Nieuwenhuizen, quien falleció en la localidad holandesa de Almere luego de ser agredido por jugadores de un equipo juvenil durante un partido. | JERRY LAMPEN

HOUSTON - Mientras gran parte de la prensa cubrió al detalle la última jornada de la fase de grupos de la Champions League y un golpe a Lionel Messi daba la vuelta al mundo, otra noticia que también se originó en Europa casi al mismo tiempo debería hacernos recapacitar sobre el presente y el futuro del fútbol.

Richard Niuwehuizen, un juez de línea de fútbol amateur, falleció la semana pasada a los 41 años, después de ser agredido en Almere, Holanda, por jugadores del equipo juvenil Nieuw-Stolen B1 de Amsterdam. Fue atacado salvajemente a patadas por adolescentes de 15 y 16 años frente a la mirada de su propio hijo, que había jugado ese mismo partido contra los agresores de su padre para el equipo local, Buitenboys B3.

Según informó la prensa holandesa, el juez de línea se sintió mal después de ser atacado y falleció un día después en un hospital. La policía abrió una investigación en la cual acusó a tres adolescentes y anticipó otras posibles detenciones, mientras que los jugadores fueron suspendidos y su equipo, retirado del torneo.

La federación holandesa expresó su preocupación y el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, envió sus condolencias.

Pero nada de eso es suficiente para reparar el daño provocado por un instante de furia.

Desde la FIFA, el mensaje hacia las federaciones, tanto a nivel nacional como local, debe ser muy claro sobre el respeto que deben tener los jugadores por las autoridades, sea en un partido de la misma Champions League o de una liga menor, como en este caso.

¿Qué podemos pedirle a un niño si el ejemplo que dan muchos jugadores profesionales, transmitido en vivo por televisión a millones de hogares, es el de un repudio constante, insultos y agresiones a quienes tratan de impartir justicia en la cancha?

El culto por el fair-play o la lucha contra el racismo, que tanto afecta al fútbol europeo, no sólo se forma con una bandera cuando entran los protagonistas al campo de juego. En cambio, se alimenta con hechos concretos.

En la Champions League, el delantero brasileño Luiz Adriano anotó recientemente un gol para el Shakhtar Donetsk de Ucrania ante la mirada atónita de sus rivales, que esperaban recibir la pelota tras una interrupción del juego.

Los técnicos, la UEFA, la FIFA y también la prensa deberían ocuparse más de esos malos ejemplos que de un golpe de Messi, quien pocos días después volvía a jugar, a marcar goles y a romper récords.

gf.moores@chron.com
Sigue a GFM en twitter: @GermanFMoores