Quantcast
9:03 a.m., 11/26/2014 | 51°

Continúan las labores de construcción en el Gulf Freeway, en Houston


DUG BEGLEY | 12/13/2012, 12:33 p.m.
Continúan las labores de construcción en el Gulf Freeway, en Houston

HOUSTON — Esto no debe sorprender a nadie que haya conducido por la Interestatal 45 entre Houston y Galveston en las últimas cinco décadas, pero habrá más labores de construcciones en la primera autopista de Texas.

Segmentos del Gulf Freeway han llegado al final de su vida transitable, lo que ha obligado al Departamento de Transporte de Texas (TxDOT, por sus siglas en inglés) a reemplazar esa autopista y ampliar algunos tramos. Junto con las obras que se llevan a cabo en la actualidad, la construcción de halla bajo una revisión de 200 millones de dólares que ha hecho que algunos conductores se alegren ante la perspectiva de un tránsito más rápido, pero otros lamentan que los trabajos no parecen acabar nunca.

“Llevo 45 años manejando por la I-45”, dijo Paul Grasso, de 60 años. “Siempre hay alguna construcción”.

Un arreglo no será barato

Disponer de una autopista mayor implica un alto costo para TxDOT y también para los contribuyentes. Además de un proyecto de 108 millones de dólares para ampliar la autopista al sur del Beltway 8, el cual está en construcción, TxDOT aprobó recientemente una oferta de 93 millones de dólares presentad por la empresa Williams Brothers Construction para la próxima fase desde la FM 2351 hasta el sur de Medical Center Drive.

Las autopistas suelen tener una vida de alrededor de 30 ó 40 años y la I-45 ha llegado a su vejez, según funcionarios. Esa autopista fue inaugurada en 1948 y ha sido objeto de muchas expansiones y remodelaciones. Segmentos al sur del Beltway 8 datan probablemente de la década de 1970, según indican informes mediáticos y datos históricos sobre esa vía.

El crecimiento de Houston ha aumentado el tránsito en la autopista. A pesar de las ampliaciones, el Gulf Freeway, al sur del Beltway 8, sigue siendo la carretera No. 43 más congestionada en Texas.

En general, la I-45 hacia Houston es una de las peores autopistas en Texas. Cada segmento que pasa por la zona metropolitana desde NASA Bypass hasta la FM 1960 al sur de Spring, forma parte de la lista de los 100 peores.

TxDOT estima que la zona sur del Beltway 8 fue utilizada en 2011 por 187,000 vehículos diarios.

En malas condiciones

El deterioro de la autopista empeora la congestión en el sur del Beltway 8, según conductores.

“¡Por Dios, está en unas condiciones horribles”, dijo Cathy Skees.

Mientras realizaba varias gestiones a principios de semana, Skees dijo que había notado más camiones en la autopista en años recientes, lo que deteriora mucho más la zona. Alrededor de 10,000 camiones usan la I-45 fuera del Beltway 8, según TxDOT.

Aunque el precio de 200 millones de dólares para seis millas de autopista es elevado, no es algo inesperado o más caro de lo pronosticado por funcionarios, según Raquelle Lewis, portavoz de TxDOT.

En general, entre el 55 y el 65 por ciento del costo es para reemplazar el concreto y el pavimento a lo largo de la vía, así como para construir o ampliar pasos de nivel, explicó Lewis.

Las 24 horas del día

Como suele ocurrir con los ensanchamientos de autopistas, las labores se llevarán a cabo durante las 24 horas del día, según Lewis, con el objetivo de siempre mantener tres carriles abiertos en cada dirección. Algunas reducciones adicionales de carriles son inevitables, indicó Lewis, sobre todo cuando los trabajadores están ampliando los pasos de nivel.

El residente Grasso considera que la mayoría de los conductores saben cómo es la situación.

“Todo lo hace más lento”, comentó. “La gente avanza con dificultad y si hay un accidente, no se puede predecir cuándo se saldrá”.

Después de que se complete la sección de seis millas de la autopista de peaje Sam Houston, TxDOT tiene muchas obras que realizar.

Entre los principales proyectos en la región con poco financiamiento, que fueron identificados a principios de año por el director del distrito Mike Alford, se encuentra uno de 756 millones de dólares para ampliar la I-45 desde la NASA Bypass hasta Galveston.

Planificadores de transporte quieren que la autopista tenga al menos cuatro carriles en cada dirección hasta el final de la autopista en la calle 59.