Quantcast
2:14 p.m., 12/20/2014 | 53°

Perry quiere restringir los abortos y a los proveedores de esos servicios


JOE HOLLEY | 12/12/2012, 9:56 a.m.
Perry quiere restringir los abortos y a los proveedores de esos servicios
Cynthia Wenz, la senadora electa Dr. Donna Campbell, el Gobernador Rick Perry y Elizabeth Graham, el martes, 11 de diciembre 2012, en Houston. | Melissa Phillip

HOUSTON — Tras proclamar su objetivo final de eliminar el aborto en cualquier fase, el gobernador Rick Perry ha dicho que respaldaría una legislación para prohibir los abortos en Texas después de 20 semanas de embarazo porque en esa etapa, según expresó, ya el feto puede sentir dolor.

Perry dijo el martes que desea que en la próxima sesión legislativa se apruebe una ley para que los médicos que realizan abortos dispongan de privilegios de admisión en hospitales cercanos y que las clínicas de abortos reciban licencias como centros quirúrgicos ambulatorios.

“En la última década, Texas ha tomado medidas extraordinarias para proteger la vida de los fetos, pero como en nuestro estado se pierden 80,000 vidas cada año debido a los abortos, sabemos que aún falta mucho por hacer”, expresó Perry en el Centro Source Pregnancy, en el oeste de Houston.

“Permítanme ser claro: mi objetivo, y el de muchos de los que están hoy aquí, es poner fin a los abortos en cualquier etapa”, afirmó Perry. “Pero aunque (el caso judicial) Rose versus Wade nos prohíbe tomar esa medida, sí permite a los estados hacer varias cosas para proteger la vida si se puede demostrar que existe un interés estatal apremiante para impedir el sufrimiento de los que no han nacido”.

Elizabeth Graham, directora del grupo anti-abortos Texas Right to Life, expresó el apoyo de su organización a la prohibición del aborto a las 20 semanas de embarazo. Sin embargo, todavía no se ha presentado un proyecto de ley al respecto.

Graham, que estuvo junto a Perry en Houston, dijo que su grupo apoyaría una medida que incluya excepciones para mujeres cuyas vidas corren riesgos, pero no para las que han sido víctimas de violación o incesto.

“Las decisiones sobre niños que han sido concebidos en casos de violación e incesto tendrán que tomarse antes de las 20 semanas” de embarazo, expresó Graham.

Defensores del aborto

Defensores del derecho al aborto han citado datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades que indican que sólo el 1.3 por ciento de los abortos se realizan después de las 21 semanas de embarazo, ya que casi el 92 por ciento se hace durante un período inferior a las 13 semanas.

“Esta propuesta de prohibir el aborto es un intento cruel de extremistas en contra de esa práctica de frenar el acceso a la atención de mujeres que atraviesan circunstancias desesperadas”, expresó en un comunicado Heather Busby, directora ejecutiva del grupo NARAL Pro-Choice Texas. “La realidad es que aunque la mayoría de las mujeres da la bienvenida al embarazo y pueden tener un parto sin problemas, para otras el embarazo puede ser peligroso”.

“Esta propuesta de prohibición amenaza la salud femenina, que es por lo que el Colegio de Obstetricia y Ginecología de Estados Unidos, que es el organismo médico experto en salud femenina, se opone firmemente a la prohibición del aborto a las 20 semanas”, agregó Busby.

En Nebraska, Alabama, Idaho, Indiana, Kansas, Oklahoma, Georgia y Luisiana se han promulgado medidas similares.