Quantcast
6:20 a.m., 9/1/2014 | 75°

Ampliación de autopista de Houston, U.S. 290 tomará tiempo


DUG BEGLEY | 12/11/2012, 10:11 a.m.
Ampliación de autopista de Houston, U.S. 290 tomará tiempo
Barriles de color naranja serán objetos familiares en Spring Branch y más allá por mucho tiempo. | Karen Warren

HOUSTON — Es seguro que durante mucho tiempo barriles de color naranja serán objetos familiares en Spring Branch y más allá.

Quienes viajan de la autopista U.S. 290 hacia el Loop 610 se han acostumbrado a ver equipos de construcción a los largo de las vías, pues durante meses grupos de obreros han estado reconstruyendo carriles y redirigiendo el tránsito en el Loop 610 entre Ella y Hempstead. También se llevan a cabo obras en el intercambio entre el 610 y la 290, las cuales pueden durar otros dos años.

Muy pronto la construcción seguirá avanzando, ya que el Departamento de Transporte de Texas tiene planes de ampliar la carretera U.S. 290 a la FM 2920, lo que creará una autopista de 11 carriles. Se prevé que las obras comiencen en febrero en la zona del intercambio de la autopista U.S. 290 con la carretera de peaje Sam Houston, para después proseguir a la ampliación del Loop 610 hasta Telge, lo que representa un tramo de unas 15 millas.

La noticia de estas obras es buena, según Richard Stroud, que toma el Beltway 8, cerca de su casa, hacia su oficina próxima a Memorial Park. Algunas veces, la congestión de tránsito hace que las calles aledañas sean una mejor opción, según Stroud.

“No quiero sonar malagradecido, pero creo que debieron ampliarlo hace mucho tiempo”, dijo Stroud, quien luego destacó que lleva 15 años transitando la misma ruta. “Hace tiempo que necesitábamos esto”.

El trabajo dará lugar a cierres de carriles limitados en horarios donde no hay una gran congestión de tránsito, según funcionarios. Sin embargo, Karen Othon, portavoz de proyectos para la U.S. 290, dijo que las interrupciones son inevitables.

“Algunas veces no será agradable”, dijo en referencia a la niebla matutina de la semana pasada a lo largo del Loop 610 desde la autopista U.S. 290.

Othon agregó que las labores para mejorar la congestión de tránsito tienen su precio.

“Alguien me dijo que era como arrancar una curita”, añadió Othon. “Puede ser doloroso, pero luego la situación mejora”.

Sin embargo, el continuo crecimiento de la población no permitirá que los carriles rápidos sigan siendo rápidos por mucho tiempo. Funcionarios han pronosticado que la población en la zona alrededor de la 290, entre el Loop 610 y la FM 2920, aumentará de 550,000 habitantes a casi 900,000 en 2035. Por lo tanto, la autopista más amplia aceptará una afluencia mayor de tránsito.

Planificadores indica que cada vez más la capacidad adicional de las autopistas tienen el objetivo de satisfacer la demanda y fomentar un mayor uso del transporte colectivo.

Esa es una de las razones (la necesidad de generar más ganancias es otra) por las que proyectos de ampliación de autopistas, como el de la Interestatal 10, se centran en cobros de peaje y carriles para vehículos con numerosos pasajeros.

“Necesitamos construir y desarrollar esas facilidades, pero de forma que, por ejemplo, fomente un mayor uso de vehículos con muchos pasajeros”, expresó Alan Clark, director de planificación de transporte del Consejo de la zona Houston-Galveston.