Quantcast
4:56 p.m., 9/30/2014 | 87°

Houston cambia la forma en que ayuda a los sin hogar


JAYME FRASER | 12/10/2012, 3:10 p.m.
Houston cambia la forma en que ayuda a los sin hogar
Burt Fairston, de 77 años, se quedó sin vivienda durante varios meses cuando su casa, en el suroeste de Houston, fue demolida a principios de este año en parte por el daño causado por el huracán Ike, en 2008, y que él no podría reparar. Hasta que recibió un volante que le permite acceder al programa de vivienda del condado, el veterano vivía en una tienda de campaña en su jardín. | JAYME FRASER

HOUSTON — Burt Fairston pasó cinco meses en una tienda de campaña construida con ramas y plástico sobre el terreno en el suroeste de Houston donde una vez estuvo su casa.

Este veterano del ejército, de 77 años, no tenía el dinero para reparar sus vivienda antigua, sobre todo después de los daños ocasionados por el huracán Ike. Su pensión de la Seguridad Social no le alcanzaba para pagar un alquiler en ninguna otra parte.

Por lo tanto, Fairston estuvo durmiendo dentro de la tienda de campaña hasta que la Autoridad de Viviendas del Condado de Harris halló un apartamento para él, lo cual es parte de un esfuerzo nacional para acabar con las personas sin techo dentro de una década.

El presidente Barack Obama anunció en 2010 un ambicioso plan para acabar antes de 2015 con los casos de veteranos que carecen de hogar, así como familias y niños sin techo. Los departamento de Veteranos, de Viviendas y Desarrollo Urbano y de Trabajo, entre otros, incrementaron los fondos para subvenciones destinadas a personas sin hogar y revisaron los requisitos para que los programas se centren primero en la vivienda permanente.

Históricamente, Houston ha sido una de las ciudades que más subvenciones federales ha recibido, pero líderes de la zona han dicho que tienen esperanza de que esta vez se produzca un verdadero cambio.

Vivienda permanente

Las agencias están colaborando más que nunca. La mayoría considera que los objetivos federales les estimula a trabajar juntas.

Líderes de la ciudad, del condado y de organizaciones sin fines de lucro anunciaron el año pasado iniciativas nuevas para luchar contra los casos de carencia de hogar proporcionando a esas personas viviendas permanentes en vez de albergues temporales.

La solución de proporcionar viviendas permanentes no es nueva, pero en el pasado año ha habido en Houston un esfuerzo por dar prioridad a esa estrategia.

Varios funcionarios han anunciado planes para ampliar el número de unidades de apartamentos a través de remodelaciones y construcciones que, según ellos, no sólo disminuirá la cifra de personas sin hogar, sino ahorrará dinero a los contribuyentes al reducir la carga sobre otros organismos.

Si bien Houston no está creando nuevas estrategias para resolver el problema, la zona ha establecido un nuevo patrón para dejar atrás la situación actual, según Mandy Chapman Semple, gerente de la nacional Corporation for Supportive Housing.

“No ha aumentado”, dijo Chapman Semple. “Es un cambio más amplio. Eso no sucede en otras comunidades”.

Esfuerzos anteriores para concentrarse en un sistema de vales para viviendas permanentes disponibles, para beneficiar a personas que llevan mucho tiempo sin hogar, han producido resultados mínimos en Houston.

En 2011, hubo un declive del cinco por ciento de la población de personas sin techo en Houston, lo cual se correspondió con un incremento de la cifra de gente ubicada en viviendas permanentes, según un conteo que se lleva a cabo en enero de cada año.

La filosofía detrás de las viviendas permanentes es simple, según Buddy Grantham, director de asuntos de veteranos en la ciudad de Houston.