Quantcast
7:00 a.m., 4/19/2014 | 58°

Los planes flexibles de gastos médicos significan ahorros

Aprovecha ese beneficio, ofrecido por muchas empresas

L.M. SIXEL | 12/9/2012, 6 a.m.
Los planes flexibles de gastos médicos significan ahorros

Es fácil pasar por alto los beneficios, y los ahorros, que los departamentos de Recursos Humanos ofrecen en esta época del año, como los seguros de vida y las cuentas flexibles de gastos médicos.

Estas últimas te permiten usar dinero no gravado con impuestos para cubrir gastos médicos de tu familia que salen de tu bolsillo, desde fármacos y gafas hasta los copagos de las visitas al doctor.

Eso quiere decir que por cada dólar que separes para ello no pagas impuestos sobre los ingresos, impuestos de Medicare o de la Seguridad Social. Para un contribuyente típico, esto significa un ahorro tributario de al menos un 25 por ciento.

En los planes que comienzan el 1 de enero de 2013, que suelen ser la mayoría, los empleados pueden separar hasta 2,500 dólares para usarlos durante el año. En el pasado, no había límite, pero muchas empresas imponían los suyos, de entre 4,000 y 6,000 dólares.

A diferencia de los seguros de salud, en los que te inscribes y luego puedes olvidarte de ellos, los empleados deben ins-cribirse cada año en las cuentas flexibles y decidir cuánto destinan a ellas.

Es importante tener cuidado con la cantidad que se asigne al plan, ya que éste tiene una disposición de “úsalo o lo pierdes” que frena a muchas personas.

Nuestra familia lidia con ese riego posponiendo la compra de gafas graduadas hasta final de año. Si nos sobra dinero, entonces lo gastamos en gafas. Si no nos sobra, esperamos hasta el próximo año para hacer ese gasto.

Ejemplos de 
gastos que son 
elegibles:

  • Tratamiento hospitalario para el alcoholismo
  • Dispositivos para la audición
  • Cuidados de enfermería en el hogar, si el médico lo indica
  • Consultas psicológicas
  • Atención dental, incluidas limpiezas, empastes y prótesis
  • Píldoras anticonceptivas
  • Tratamientos de fertilidad
  • Gastos de autobús, taxi o tren para acudir a consultas médicas
  • Atención veterinaria y alimentaria para perros que sirven de guía a personas ciegas o sordas.

Ejemplos de 
gastos no 
cubiertos:

  • Marihuana con fines médicos, incluso si es un tratamiento aprobado por las leyes estatales
  • Cirugía cosmética, a menos que resulte de una enfermedad o lesiones
  • Gastos fúnebres
  • Pañales desechables, a menos que estén vinculados a una enfermedad
  • Gimnasio para mejorar la salud en sentido general
  • Ropa de maternidad
  • Blanqueamiento de los dientes


Fuente: Servicio de Impuestos Internos (IRS).