Quantcast
11:37 p.m., 9/2/2014 | 81°

Departamento de Justicia investiga seis casos de presunto abuso por parte de policías de Houston


JAMES PINKERTON | 12/6/2012, 6 a.m.
Departamento de Justicia investiga seis casos de presunto abuso por parte de policías de Houston
Chad Holley, demuestra cómo él puso sus manos cuando fue golpeado por Andrew Blomberg y otros ex oficiales de la policía de Houston. | Nick de la Torre

HOUSTON - El Departamento de Justicia de Estados Unidos investiga seis casos de tiroteos o presunto abuso de fuerza en los últimos dos años cometidos por policías en contra de residentes que no estaban armados, según confirmó el jefe de la policía de Houston, Charles McClelland.

Los casos incluyen tres situaciones que el propio McClelland pidió al Departamento de Justicia que revisara y tres solicitudes de investigadores federales, después de que surgieron quejas y peticiones de investigaciones independientes, informó un portavoz del Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés).

Activistas de derechos civiles en Houston han solicitado una amplia investigación de HPD por funcionarios del Departamento de Justicia debido a alegaciones de varios incidentes en los que los oficiales dispararon y mataron a sospechosos que no portaban armas.

“Hemos solicitado una investigación (federal) íntegra”, dijo Johnny Mata, activista de Houston y presidente de la organización Greater Houston Coalition for Justice. “No sé lo que (HPD) dice, pero es obvio que el departamento de policía no puede vigilarse a sí mismo. En otras palabras, abusa de la fuerza”.

McClelland confirmó esta semana por primera vez que el Departamento de Justicia ha solicitado información para revisar tres casos en los que policías de Houston arrestaron a miembros de las minorías.

Estos son los casos en cuestión:

· La muerte del inmigrante Rufino Lara en julio después de que un policía de Houston le disparara cuando lo tenía mirando hacia una pared y le ordenó que levantara ambas manos. Según la policía, Lara recibió el disparo cuando se volteó con una mano a la altura de la cintura sosteniendo una cerveza. Sin embargo, dos testigos declararon que Lara había levantado las dos manos.

· En octubre de 2011 ocurrió el arresto de Anthony Childress, quien dijo que había sido golpeado por un grupo de policías de Houston después de que lo detuvieron cuando montaba bicicleta a medianoche. Childress expresó que tuvieron que darle 56 puntos para reparar su boca y que había perdido seis dientes en la golpiza. Sin embargo, HPD no aplicó medidas disciplinarias a ninguno de los oficiales involucrados en este incidente, según confirmó un portavoz.

· El arresto en enero de Annika Lewis y su esposo cuando él fue detenido en el exterior de su casa, cerca de la Universidad de Houston. Annika Lewis salió de su vivienda y empezó a filmar a varios policías de Houston que golpeaban y pateaban a su esposo, pero entonces fue agredida y le quitaron la tarjeta de memoria de su teléfono móvil antes de ser arrestada. Policías de Houston habían seguido al esposo de Lewis hasta su hogar cuando éste paró en un cruce de peatones y no estacionó su auto. Dos policías han sido disciplinados por no razonar adecuadamente en este incidente.

Elogian la medida

Reginald Lillie, presidente de la oficina en Houston de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP, por sus siglas en inglés), elogió la revisión federal y destacó que su oficina recibe quejas semanales de residentes de raza negra y de origen hispano sobre abusos por parte de policías de Houston.