Quantcast
1:33 p.m., 12/18/2014 | 64°

Republicanos ofrecen proyectos de reformas de inmigración


Los demócratas las rechazan por ser, dicen, insuficientes

Kyle Campbell y 
Summer Ballentine | 12/2/2012, 6 a.m.
Republicanos ofrecen proyectos de reformas de inmigración
Uno de los proyectos de ley propuestos por senadores republicanos permitiría aumentar el número de visas para inmigrantes altamente calificados. | Jessica Hill / AP

WASHINGTON, D. C. — Legisladores republicanos, incluidos dos de Texas, presentaron en los últimas días proyectos para reformar las leyes de inmigración, en lo que algunos calificaron de una tendencia a intentar llegar a un arreglo sobre el tema, aunque para otros es sólo un “cínico gesto político”.

Los senadores salientes Kay Bailey Hutchison, republicana de Texas, y Jon Kyl, republicano de Arizona, presentaron el martes pasado un proyecto de ley para legalizar a jóvenes indocumentados traídos a EE.UU. cuando eran niños.

Por su parte, el representante de San Antonio Lamar Smith está dando un nuevo impulso a un proyecto de ley que busca aumentar el número de visas para inmigrantes altamente calificados, llamado proyecto de empleos STEM, siglas en inglés para ciencias, tecnología, ingeniería y matemática.

Dichos proyectos de ley han surgido después de las elecciones generales del 6 de noviembre, en las que el voto latino se volcó abrumadoramente hacia los demócratas y hacia el presidente Barack Obama. Esto ha obligado al Partido Republicano a reevaluar su postura con respecto a la reforma del sistema de inmigración.

Incluso, el ex secretario de Comercio Carlos Gutiérrez, un republicano nacido en Cuba formó una comisión de acción política llamada Republicans for Immigration Reform que intenta cambiar la posición de su partido sobre la reforma inmigratoria.

“El clima (para una reforma integral de inmigración) es mejor de lo que he visto hasta ahora”, dice Randy Johnson, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos. “Existe un marcado reconocimiento dentro del Partido Republicano. Tenemos más negociadores que nunca antes”.

El plan de Hutchison

La iniciativa de Hutchison y Kyl es la llamada Achieve Act (Ley de Logros), que crearía un sistema de tres fases para indocumentados menores de 28 años con “buen carácter moral” que hayan sido traídos a Estados Unidos antes de los 14 años. Esta ley les permitiría legalizar su situación mientras realizan estudios superiores o están en el servicio militar.

“Sabemos que hay niños en nuestro país que fueron traídos ilegalmente por sus padres”, dijo Hutchison. “El mejor paso que podemos dar para resolver ese asunto... es ofrecerles un estatus legal que haya que merecer”.

La propuesta se parece a la llamada DreamAct de 2001, pero a diferencia de ésta, no contempla una vía para que esos jóvenes se hagan ciudadanos estadounidenses.

El representante de Texas Charlie González, demócrata de San Antonio, se mostró escéptico y dijo que la medida era demasiado tardía.

“Pudo haberse hecho de forma más oportuna y significativa en la primavera, cuando el senador (republicano Marco) Rubio indicó que estaba tratando de atraer a los republicanos al Dream Act”, expresó González. “Si esto se hubiera presentado entonces, habría sido un gran impulso”

El proyecto STEM

La iniciativa de Smith tampoco logró la aprobación bipartidista en la Cámara de Representantes a principios de este año. Sin embargo, el legislador espera obtener más votos demócratas promoviendo una disposición que permitiría a las familias de trabajadores altamente calificados permanecer en EE.UU. mientras esperan su residencia permanente.

Rechazo demócrata

Sin embargo, los miembros del Congressional Hispanic Caucus, que reúne a los legisladores latinos del Congreso, rechazaron ambas propuestas.

En cuanto a la Achieve Act, el senador Bob Menéndez opinó que “no logra ningún sueño (en referencia al Dream Act)”, mientras que el representante Luis Gutiérrez dijo que ofrece “muy poco” a los inmigrantes.

Sobre STEM, Gutiérrez comentó que aunque ésta permite que los familiares cercanos de residentes estadounidenses vengan a Estados Unidos mientras esperan su tarjeta verde, no les permite trabajar.

Los demócratas también critican que carece de una “lotería de diversidad” para también ofrecer residencia a trabajadores con pocas calificaciones. El proyecto será considerado por la Cámara de Representantes este viernes.

Mientras tanto, el Congressional Hispanic Caucus divulgó el miércoles nueve principios sobre los que sostienen debe basarse una reforma inmigratoria.

El primero estipula que los 11 millones de indocumentados deben inscribirse ante el gobierno federal, someterse a un examen de antecedentes penales y a la toma de huellas digitales, además de aprender inglés y civismo y pagar impuestos. Así se ganarían el acceso a la residencia permanente y luego la ciudadanía estadounidense en un futuro.


kyle.campbell@chron.com y summer.ballentine@chron.com