Quantcast
6:10 a.m., 7/26/2014 | 79°

Opinión: Dynamo tropieza con la misma piedra


Como en la temporada pasada

GERMÁN FERNÁNDEZ-MOORES | 12/1/2012, 5:30 p.m.
Opinión: Dynamo tropieza con la misma piedra
Landon Donovan (10) remata de cabeza frente a la marca de Adam Moffat (16) en la final de la MLS el sábado 1 de diciembre entre el Houston Dynamo y Los Ángeles Galaxy en el Home Depot Center de Carson, California. | Harry How

Como hace un año, en el mismo lugar, el Houston Dynamo tuvo en el Galaxy un escollo que no pudo superar en busca de su tercera corona en la MLS.

Con un gol del delantero Calen Carr al cierre del primer tiempo, el equipo naranja se ilusionó en la final, pero el conjunto de Los Ángeles reaccionó en la segunda etapa con tantos del defensor Omar González y de los atacantes Landon Donovan y Robbie Keane y se quedó otra vez con el título al imponerse 3-1 en el estadio del Home Depot Center en Carson, California.

Fue un merecido triunfo para el equipo angelino, que tuvo un flojo comienzo de temporada y se recuperó a tiempo para llegar a los playoffs, donde sacó a relucir su casta ganadora y el brillo de sus estrellas, que finalmente terminaron marcando la diferencia.

El partido también marcó la despedida del veterano mediocampista inglés David Beckham, quien de esta forma se consagró bicampeón en su paso por la MLS y del delantero del Dynamo Brian Ching, el ex goleador y bicampeón con la franquicia de Houston y que jugó su último partido como profesional.

"Me voy feliz por haber tenido éxito con este club, fue un gran día y una jornada muy especial", dijo Beckham, quien fue ovacionado por el público cuando fue reemplazado por el técnico Bruce Arena después del tercer gol, justo antes del final del partido.

"Cuando me comprometo con algo lo hago hasta el final, y me voy muy contento", agregó el ex capitán de la selección inglesa, que dijo no saber todavía a donde jugará la próxima temporada luego de pasar los últimos seis años en Los Ángeles.

Ching, por su parte, al menos se dio el gusto de ingresar en el segundo tiempo en el último partido de su carrera cuando el técnico Dominic Kinnear se jugó todas las fichas para tratar de al menos llegar al empate y dispuso el ingreso del hawaiano junto a Macoumba Kandji para tratar de reforzar el ataque. El veterano estuvo cerca de anotar en una de las llegadas del Dynamo en la segunda etapa.

González, descendiente de inmigrates mexicanos, tuvo una gran actuación y fue premiado como el mejor jugador del partido. Fue un premio al esfuerzo para el zaguero, que a principios de la temporada sufrió una grave lesión de rodilla.

Donovan, por su parte, tuvo palabras de agradecimiento con el público angelino y también reconoció a los visitantes.

"Estos dos años fueron increíbles, y estos aficionados se merecen estos dos títulos", dijo el astro estadounidense. "También hay que reconocer el trabajo del Dynamo, que nos complicó al ponerse en ventaja y también jugó una gran final".

Dynamo, en ventaja

Carr, quien volvió en este partido al equipo titular tras recuperarse a tiempo de una lesión, definió con un remate de derecha luego de ir en busca de un excelente pase largo del mediocampista escocés Adam Moffat que tomó por sorpresa a la zaga del equipo local.

El gol fue un buen premio para el Dynamo, que se paró mejor en la cancha en el primer tiempo y controló gran parte de las acciones en el primer tiempo, con mayor posesión del balón y dominio territorial, además de más llegadas a la portería rival