Quantcast
8:43 a.m., 11/1/2014 | 47°

Entrevista exclusiva: Pedro Liriano sueña con volver a las Grandes Ligas


Jesús Acevedo Jr. | 8/12/2012, 6 a.m.
Entrevista exclusiva: Pedro Liriano sueña con volver a las Grandes Ligas
En Sugar Land, el diestro dominicano Pedro Liriano realiza una práctica de lanzamiento antes de un juego de los Skeeters frente a Camden Riversharks, en el Constellation Field. | Nick de la Torre

HOUSTON - Pedro Liriano ha jugado con dos equipos en las Grandes Ligas de Béisbol, los Cerveceros de Mil-waukee y los Filis de Filadelfia. A pesar de que esos dos períodos fueron cortos y con poco éxito, el pelotero dominicano todavía espera recibir un nuevo llamado para tratar de regresar a la Gran Carpa mientras juega en Sugar Land para los Skeeters.

En 2001, Liriano empezó su trayectoria en el béisbol de Estados Unidos en Salt Lake City, Utah, después de un entrenamiento en Arizona.

Al llegar a Utah, hizo todo lo posible para llevar al éxito a los Owlz de Provo, ahora conocidos como los Owlz de Orem, y en ese año recibió el Premio Logan Hurlbert por ser el mejor lanzador de la Liga de Béisbol Pioneer.

Su primera incursión en las Grandes Ligas fue en 2004, donde hizo su debut con los Cerveceros lanzando como relevista en once entradas. Al año siguiente lanzó en cinco partidos para los Filis antes de ser enviado de vuelta a las ligas menores.

Para Liriano, nacido en la localidad de Fantino y que tiene una esposa e hija en la Republica Dominicana, haber lanzando en las Grandes Ligas fue una bendición. Él sabe que no todos los jugadores de su país tienen una oportunidades como esa.

Ahora a los 31 años, se encuentra lanzando para los Skeeters de la Liga de Béisbol del Atlántico, y a pesar de que se trata de un circuito que está unos cuantos niveles debajo de las Grandes Ligas él sigue agradecido por la oportunidad de jugar en este país. como cuenta en esta entrevista exclusiva con La Voz.

PREGUNTA: ¿Cuándo empezaste a jugar al béisbol y cuándo comenzaste como profesional?

RESPUESTA: Desde pequeño cuando tenia 13 anos, es casi todo lo que se juega en la Republica Dominicana. Tenía 18 años cuando me pasé a ser profesional.

P: ¿Cuánto te ayudó estar en las ligas menores antes de pasar a las Grandes Ligas?

R: Cuando uno está jugando en la clase A, cuando uno ya pasa al nivel de doble A y triple A, los bateadores son más consistentes y es lo que te hace ayudar para tener mayor consistencia cuando tu llegas a las Grandes Ligas.

P: ¿Cuál es la principal diferencia en el juego de las ligas menores y las mayores?

R: Se nota la diferencia en los bateadores que muchas veces dejan que tú te montes encima de ellos (en el conteo de los lanzamientos) y aun así ellos se sienten que están arriba del conteo, que pueden hacer ajustes de una manera u otra para ponértela difícil.

P: ¿Cómo fue el cambio de jugar en la Republica Dominicana a hacerlo en Estados Unidos?

R: Fue difícil, especialmente el idioma, la comida, y por primera vez (estar) tan lejos de mi familia. Fue algo muy difícil pero ya eso es algo que uno trae en la mente desde el país de que uno viene aquí para tener una buena oportunidad de poder ayudar a sí mismo y a la familia. Es una gran oportunidad y una bendición de Dios el que uno pueda decir que puede ser pelotero profesional y llegar a jugar aquí en los Estados Unidos y tener esa gran oportunidad de ahorrar un poco de dinero y conocer muchas personas diferentes.